In Sin categoría

El sexo oral es una maravilla. Tanto darlo como recibirlo. Pero vamos ahora, mujeres, a recibirlo. Un cunnilingus bien hecho, donde quien lo da piensa en el placer de quien lo recibe, es una delicia. En esos casos hay que disfrutar de esa generosidad.

pequeños_juegos_inocentes

Cunnilingus viene del latín cunnus: “cuña” o “vulva”, y lingus: “lengua” y se refiere a la práctica de sexo oral donde se lame, chupa o mordisquea los labios de la vulva, la entrada de la vagina y el clítoris. Es una práctica habitual dentro de las relaciones de pareja, aunque algunos puedan tener cierto reparo. Y ese reparo puede venir por parte del que da (apuro de lamer el sexo por su olor o sabor) pero también de la que recibe y por motivos similares. Ante esto solo puedo decir que donde hay confianza, no deberían haber apuros ni reparos. Solo las ganas.

Cuando se hace un cunnilingus no hay que tener prisa. Puede ser muy excitante para la chica comenzar recibiendo unas caricias, quizás empezando por los pies y subiendo por las piernas. Con calma, acercándose a la vagina pero sin llegar (aún) a tocarla. Sintiendo el roce de las manos en la piel. Deseando que esas manos toquen ya el sexo e incrementando la excitación al no hacerlo. Hasta llegar al punto en que sí, en que ya las manos o la boca se acercan a la húmeda vagina. Y entonces hay que dejarse llevar. Relajarse, sentir, gozar.

En numerosos sitios hay consejos sobre cómo hacer un cunnilingus. Aunque la mejor descripción, por detallista, cercana y vivida, la he visto en el artículo: El arte del cunnilingus. Yo, la verdad, técnicamente no sabría darlos. Lo único, es que creo que el mejor consejo es hacerlo con ganas, disfrutar dando placer. En todo caso, la pareja  irá guiando con sus movimientos y sonidos. Eso sí, en el paseo por el sexo femenino no hay que olvidar el clítoris, ese pequeño y mágico órgano. Es también una buena práctica combinar el uso de la boca y los dedos en la estimulación vaginal.

Realizando sexo oral también es posible el contagio de enfermedades de transmisión de sexual, aunque la probabilidad es inferior que en el coito. Por ello los especialistas recomiendan el uso de algún tipo de protección (como el condón femenino) si se practica con desconocidas.

Tanto si das como si recibes, nada mejor que disfrutar del placer de un buen cunnilingus.

Recommended Posts
Showing 0 comments
  • Ale
    Responder

    muy buen post!!! con información muy clara! Para complementar os dejo otro post, esta vez para hacer una buena mamada.
    http://www.pasionis.es/sexualidad/como-hacer-una-buena-mamada

    • Lola Poch
      Responder

      Un muy buen complemento! El placer de una buena felación también tiene mucho de disfrutar haciéndola. Y unos consejillos técnicos siempre vienen bien. Gracias por tu comentario!

  • Discapacidad en Santander.
    Responder

    Exelente información y muy clara

  • Sahra De Jerezano
    Responder

    Ains…. me encanta un trabajo bien hecho! Y que los planes salgan bien! Y cuando planeas algo y te sale fantastico… ufffffff………… ves las estrellas. En mi experiencia en este tema del cunnilinngus… una cosa si he observado…. la pericia de la lengua femenina la alcanzan pocos hombres. Ains… que me emociono!
    Gracias Lola!

    • Lola Poch
      Responder

      ¿Son las mujeres mejores que los hombres en este asunto del cunnilingus? Pues no me lo había planteado nunca…. Interesante aportación, Sahra. Mil gracias por tu comentario. Besos!!!

pingbacks / trackbacks
  • […] No creo que en el sexo haya que hacer las cosas para recibir nada a cambio, simplemente se hace porque se quiere hacer. Pero no está de más recordar que el sexo oral es como el respeto, no lo pidas si no eres capaz de darlo. Porque si algo nos gusta también, tanto o más que una felación, es un buen cunnilingus. […]

Dejar un comentario