Swingers, relaciones sexuales abiertas dentro de la pareja

Hace un par de días leí un artículo que se titulaba algo así como “Características de las parejas swingers”. Me llamó la atención el titular y entré con la curiosidad de saber cómo definían a este tipo de relaciones. Más allá de decir que las parejas swingers eran personas “normales” (cómo van a ser, digo yo) poco más aportaba. Eso me ha hecho decidirme a escribir sobre este tema.

dosmasdos

Cartel de la película “Dos más dos” que gira alrededor del intercambio de parejas.

Para empezar, aclararé el concepto: swinger hace referencia a las relaciones abiertas sexualmente, donde el sexo no se limita solo a la pareja si no que incluye prácticas diversas con terceras personas. También se conoce como parejas liberales. El intercambio de parejas, las relaciones sexuales entre tres o más personas y cualquier otra variante que pueda surgir, son prácticas de las parejas swinger.

A este tipo de relación se llega para huir de la monotonía sexual en la pareja, para aportar morbo y excitación a la relación. ¿Y cómo son este tipo de parejas? Más allá de decir que son parejas de mentalidad abierta y que entienden el sexo sólo como una relación física, no creo que haya una tipología común que las caracterice a nivel de estatus socioeconómico, profesión, estudios u otros aspectos demográficos. Las parejas que he conocido son, en general, de mediana edad lo que me resulta lógico ya que me parece que a este tipo de madurez sexual se llega tras unos años de recorrido.

Retomo la frase de “sexo sólo como relación física” porque creo que ahí está la clave del asunto. El amor no se pone nunca en duda y los celos no tienen cabida en este tipo de relación. El sexo se concibe como un placer físico y no se le da más importancia que esa. Porque el amor, que es lo que principalmente compartes con tu pareja, es algo que va mucho más allá del sexo.

La confianza mutua es otra característica de este tipo de relación. Sólo en un entorno de apertura, de contarse las fantasías sexuales, las inquietudes, los deseos, es posible una relación swinger.

Hay clubs de intercambio de parejas donde entre copas y charlas se puede llegar a la parte sexual. Y digo “se puede” porque obviamente no hay nada obligatorio y una de las principales reglas en este juego es que un no es un no, sin que sea necesario dar más explicaciones. Tampoco nadie va a presionar porque el respeto y la amabilidad son características de este ambiente. También puede localizarse a otras parejas en múltiples webs de contactos.

Entiendo que a priori puedan surgir dudas: ver a tu marido o mujer con otra/o puede ser difícil de imaginar. Nadie es de piedra. Pero os puedo asegurar que luego no hay para tanto. Sobre todo cuando tienes la seguridad de que sólo es algo físico y que, luego, en casa, se sigue con la misma vida de pareja habitual. Pero si alguna vez mi marido a escondidas se fuera a la cama con otra eso sí me molestaría. Porque entonces, sí me sentiría engañada.

 

Un comentario en “Swingers, relaciones sexuales abiertas dentro de la pareja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s