Una mañana cualquiera (II)

Un relato de @ilovelingerie_  (Lee la primera parte: Una mañana cualquiera)

– Me gustaría comentarte algo, es personal y creo que puedo confiar en ti…

imagesAl principio me quedé perplejo, pensé que incluso podría tratarse de una broma, pero no podía arriesgarme a que la dueña de mis pensamientos más secretos pensase ni por un instante que su sms no era de mi interés.

– Claro que sí, estoy a tu disposición…

No era una frase vacía de contenido, realmente estaba a la entera disposición de Inés para atender cualquiera de sus necesidades, ya fuesen laborales, afectivas o incluso sexuales.

– Perfecto, te invito a comer, nos vemos en mi restaurante favorito al mediodía. ¿De acuerdo?

Habíamos coincidido en varias ocasiones en ese restaurante junto con otros compañeros de trabajo, pero nunca a solas. ¿Podría considerarse una cita? Mi cerebro me decía que no debía precipitarme, pero mi miembro completamente erecto y cada vez más alborotado decía todo lo contrario…

– Claro, allí, nos vemos cariño…

Mis sentimientos me habían jugado una mala pasada, sólo esperaba no haberla incomodado. Afortunadamente, el mensaje posterior de Inés me tranquilizó, era un emoticono con una sonrisa picarona. Ya solo me quedaba esperar a que llegase la hora de encontrarme con Inés, pero los minutos se hacían interminables y no podía concentrarme en mi trabajo, además mi pene se mantenía firme y expectante. Me encontraba en tal estado de excitación ante la perspectiva de disfrutar de un rato con Inés, que no pude evitar ir al baño y masturbarme, por supuesto pensando en ella. De esta manera, conseguí aliviar mi tensión y relajarme un poquito antes del encuentro con mi Musa.

Puntual a nuestra cita, Inés llegó al restaurante en el que yo la esperaba con impaciencia. Al verme, me obsequió con una sonrisa y una mirada picarona y me dio un beso en la mejilla, dejándome marcados sus finos labios pintados de un intenso rojo carmín, ella me limpió con un pañuelo, aunque a mí no me hubiese importado tener su huella en mi piel durante todo el día. Era evidente que Inés llevaba las riendas y yo me limitaba a seguir la pauta que me marcaba, estoy seguro que ella disfrutaba de la situación, pero yo aún más.

Inés pidió una Coca-Cola light, ensalada y pasta. Y yo lo mismo, como no. Tras unos minutos de conversación intrascendente sobre los problemas cotidianos en la oficina, mi compañera de trabajo me dijo:

– Bueno, cuéntame que tal te va con el blog sobre sexo en el que me dijiste que escribes, estoy seguro que puedes enseñar cosas interesantes a una madurita aburrida como yo… – Al mismo tiempo que Inés lentamente acariciaba con un dedo el vaso de arriba abajo.

– Es simplemente una afición, pero cada vez le dedico más tiempo, la verdad es que disfruto mucho. Es probable que pronto comience a colaborar con un blog de lencería… – Ella era la única persona a la que le había confesado mi nueva faceta como bloguero.

labios– Que interesante, un hombre tímido e inteligente, pero también apasionado y sensible. Me encanta la lencería, precisamente ayer me compré un conjunto rosa de encaje muy mono, con un lacito en las braguitas… – En ese momento, Inés comenzó a morderse suavemente los labios mientras me miraba a los ojos.

Madre mía, Inés había pronunciado la palabra clave: braguitas. En alguna ocasión le había oído decir “bragas”, pero nunca “braguitas”, era música celestial para mis oídos. Y además, todos sabemos que cuando una mujer utiliza la palabra “braguitas” con un hombre es que está tonteando… o tal vez no. Inés está felizmente casada, al menos aparentemente. De hecho, estoy convencido que sigue disfrutando de largas noches de pasión con su marido…

Lee el desenlace en Una manaña cualquiera (y III)

8 comentarios en “Una mañana cualquiera (II)

  1. Bueno.. es que ya toca… no se si sufre mas el protagonista o nosotr@s con los capitulos interruptus… jajaja (es coña… por mi podéis alargar cuanto querais los preliminares… pero ojo… despues debereis regalarnos una cascada de orgasmos a medida… ) 😉

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s