Mi mujer, su amante y yo

Escrito por @ilovelingerie

trio

Volver a casa después de una larga jornada de trabajo en la oficina y encontrarte a tu querida esposa, madurita y todavía resultona, cabalgando el portentoso miembro erecto de un veinteañero de cuerpo perfectamente moldeado en interminables horas de gimnasio, puede ser un auténtica pesadilla para el común de los maridos o una fantasía hecha realidad para un número cada vez más numerosos de hombres, que orgullosamente se hacen llamar cornudos consentidos.

¿Qué clase de hombre es aquel que consiente que su mujer se vaya a la cama con quien le plazca? Ante todo, un hombre que admira la inteligencia, sensibilidad y belleza femenina, y ama y respeta a las mujeres en su conjunto: a su madre, hija, hermana, amiga, jefa y, por supuesto, su pareja.

Es cierto que el morbo de hacer algo que se considera políticamente incorrecto tiene su importancia, pero por encima de todo está el deseo de hacer lo más feliz posible a la mujer de la que estás enamorado, y el hecho de que ella obtenga el máximo placer sexual posible y que pueda cumplir todas sus fantasías eróticas puede contribuir a estrechar los lazos afectivos entre los miembros de una pareja. En esta sentido, ¿qué mujer que no ha deseado alguna vez en su vida disfrutar de una noche de pasión con dos hombres para ella sola?

A partir de aquí, hay diversas variantes, hay cornudos a los que únicamente les gusta mirar, otros que participan e incluso los hay que su disfrute es que su amor les relate con pelos y señales lo traviesa que ha sido y lo mucho que ha disfrutado del sexo con el pene faraónico su amante. También es posible que cada pareja tenga sus propios códigos o incluso pequeñas manías, en mi caso, no podría soportar que otro hombre despojase a mi amada de sus preciosas braguitas… pero eso tiene fácil solución, se deja la ropa interior en casa y ya está.

No obstante, no todo es tan idílico en esta mundillo de fantasía y erotismo, ya que para llevar con éxito una relación de este tipo hay que tener muchísima confianza el uno con el otro, tener cuidado con los celos y ser muy consciente de que una cosa es el disfrute puramente sexual con tu amante y otra hacer el amor con la persona que te da un beso de buenos días cada mañana.

Escrito por @ilovelingerie

2 thoughts on “Mi mujer, su amante y yo

  1. Mi esposa y un vecino son amantes . Un dia que volvi más pronto del trabajo , vi como ellos dos estaban follando en nuestro dormitorio . Lo vi todo pero ellos no me vieron . Me fui sin hacer ruido y volvi mas tarde . Tenia una extraña sensación de celos y al mismo tiempo excitación morbosa . Finalmente me pudo mas el morbo y ahora he asumido que soy un cornudo consentido . No le he dicho nada a mi mujer , y ella se sigue beneficiando al vecino . Ella tiene 40 años y el entre 25 y 30 . Una vez leí que algunas mujeres son fertiles y calientes , y que suelen buscar a machos sementales , y que a veces éstos no son sus maridos . Mi mujer creo que entra en el grupo de hotwives , que su amante es su semental y yo soy su cornudo marido . Lo acepto totalmente . Besos Arola .

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s