¡Gracias! (por una sexualidad plural)

hands

El otro día me llegó un bonito mensaje. El remitente era F.

“Hola Arola, no sé si podrás leer este correo pero tengo la necesidad de escribir agradeciéndote bastantes cosas, quería decirte que desde que descubrí tu blog y en general tu actividad por normalizar diferentes aspectos del Sexo/erotismo me has ayudado bastante. Casi toda mi vida he pensado que soy un bicho raro por tener gustos sexuales diferentes, si se puede llamar así, refiriéndome al “Femdom” en general.

Gracias por poco a poco ir normalizando esos cánones que tiene la gente, hacia las personas que tienen gustos similares a los míos. Leo y veo cosas que dice la gente desde la completa desinformación. Nos etiquetan como: depravados, violadores, enfermos mentales, etc.

En mi vida nadie sabe cómo realmente soy en ese aspecto pero gracias a ti poco a poco he ido aceptando lo que realmente me gusta y no avergonzarme por ello a pesar de no contarlo. También he visto que no estoy solo y hay tanto mujeres como hombres viéndolo como algo normal o al menos intentan respetar los gustos de cada un@.

Realmente no sé cómo darte las gracias, pero gracias a ti he ido aceptando como soy o al menos no sentirme solo, simplemente soy un chico de 18 años y sinceramente a esta edad es un poco difícil tener este “secreto” y me alegra saber que hay gente como tú y como Sergy Martin en el fetichismo de pies tratando de ayudar. “

Hay quién puede pensar que este discurso nuestro (somos unas cuántas – la mayoría mujeres – las que hablamos en términos de sexualidad en positivo) ya está oído y superado. Pues no lo creáis. Llevamos tanto tiempo enseñando que “solo” hay un tipo de sexualidad que es la que está “bien” que siguen existiendo muchos prejuicios, de los demás y de uno mismo, hacia lo que realmente nos gusta. Eso dificulta en primer lugar el aceptarnos a nosotros mismos de forma libre y consciente. Y luego, toca “batallar” con los demás. Los demás en forma de una sociedad que primero dijo que todo lo diferente era pecado y luego que era enfermedad. Ya deberíamos entrar en la época en que sea, simplemente, otra práctica erótica más, sin juicios de valor añadidos.

Me siento feliz de aportar un poco de luz a la diversidad sexual. No puedo hablar de todo, hay tanta variedad en la sexualidad que sería muy osado pretenderlo. Pero sigo formándome e informándome porque conocer es la base para comprender. Hace unos días me preguntaron cuál era la práctica erótica que más me había sorprendido. Me costó responder porque cuando conoces de cerca lo que siente la gente, sus motivaciones, hace que todo tenga más sentido. No es tan difícil, se trata de escuchar sin juzgar y respetar los gustos de los demás, por muy diferentes a los nuestros que sean. Por ejemplo, no hagamos comentarios jocosos o riamos las bromas de otros sobre los gustos atípicos de alguien. El sexo no está reñido con el sentido del humor, por supuesto, pero cuando siempre te han señalado, cuesta un poco más que éste salga.

F. me da las gracias. Pero soy yo la que tengo que dárselas. A él y a todos por enriquecer mi visión de este complejo mundo de la sexualidad. Cada uno de nosotros con nuestra particular forma de entenderla y disfrutarla, aportamos a la variedad. Todos, desde nuestra posición, podemos ir trasladando una imagen plural (y positiva) de la sexualidad. Así que gracias a todos.

2 comentarios en “¡Gracias! (por una sexualidad plural)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s