In Sin categoría

entrelazadas_lilianamunoz

Alucinada a la par que indignada.

La semana pasada varios medios se hicieron eco de una fiesta de carácter sexual y elitista que se celebró en Madrid. Organizada por una empresa británica que se dedica a ello desde hace años, la gracia del asunto es que solo se puede asistir si te admiten y que la mujer es la que manda. Pero no hablamos necesariamente de FemDom (sumisos míos no empecéis a salivar), sino de que son las mujeres las que eligen con quien jugar. Respecto al “si te admiten”, solo pueden asistir personas “guapas”. No se exige un físico en las mujeres pero sí algo tan eufemístico como que “se cuiden”, la media de edad está entre 25 y 40 años. No se admiten hombres que sean calvos, gordos o mayores de 45 años. Pueden entrar parejas o mujeres solas.

Alucinada estoy porque esto sea noticia. Desconozco si la empresa ha pagado por los artículos, pero al final están hablando de una fiesta liberal. De esas hay muchas en España. Destacan que las mujeres son las que llevan la iniciativa y que son ellas las que deciden si quieren interactuar con uno o con otro, qué quieren hacer y hasta dónde quieren llegar. Como en cualquier fiesta swinger. Quiero decir, las mujeres (y los hombres) deciden siempre con quién jugar y cómo. ¡Faltaría más! La diferencia, parece ser, es que aquí son siempre ellas las que entran a los hombres. Bueno… Otro factor diferenciador es que hay un proceso de selección del tipo de gente que asiste, cosa que me parece altamente discriminatoria. Obviamente en una fiesta de este tipo cada uno se juntará con quién quiera y físicamente le guste, pero ¿molesta incluso la presencia de gente que físicamente no se ajusta a los cánones sociales de belleza y juventud?

Indignada me siento cuando en algunos artículos hablan de que estas fiestas suponen una “liberación” sexual de la mujer porque son ellas las que eligen en un entorno “seguro” y hay quien se atreve a añadir que se trata de “empoderamiento” de la mujer. Por favor…

¿Es liberación solo por decir que la mujer elige a quién dirigirse? No, eso es mantener la dinámica social pero cambiando los roles. En lugar de que el hombre ligue, que lo haga la mujer.

¿Es liberación cuándo tengo que ajustarme a unos cánones estéticos para poder entrar? Eso es presión social.

¿Es liberación cuándo me dicen el tipo de hombre que me tiene que gustar? Anda que no hay hombres calvos sexis, por cierto.

¿Es liberación femenina que haya más mujeres que hombres? No, es el paraíso para algunos hombres.

¿Es un entorno seguro que la mujer sea la que escoja? En todas las fiestas liberales el entorno es seguro. Si algo prima es que no es no, sin insistir, con respeto, sin molestar. Se me ocurre que un entorno seguro en una fiesta liberal sería que todos los asistentes tuvieran que presentar análisis de sangre de Enfermedades de Transmisión Sexual.

¿Es empoderamiento de la mujer cuando solo permiten entrar a algunas? El empoderamiento no es para un físico normativo o para un determinado poder adquisitivo. El verdadero empoderamiento ha de ser para todas, a nivel social y que se base en una sexualidad libre y no condicionada.

Cada uno que enfoque su negocio privado como quiera. Ahora bien, que no me lo vendan como algo que no es. La sexualidad de la mujer, la liberación y el empoderamiento son palabras muy grandes.

Recommended Posts
Showing 0 comments
  • jackchatterley
    Responder

    Desde mi punto de vista, eso no es liberación sexual de ningún tipo. Ni siquiera una “igualación” de roles. Es, simplemente, la mera explotación económica de una situación de desigualdad, enmascarada como “las mujeres mandan”. Por lo que describes en la noticia, mi estimada dama, esta fiesta no se diferencia en casi nada de la mayoría de fiestas liberales y swingers (póngase aquí la etiqueta de su elección) que conozco.

    No deja de ser irónico que esta celebración, que se supone que ensalza la “libertad” de la mujer, se base en la discriminación para elegir quien entra. Llámame mal pensado pero esto me hace pensar que, en realidad, sólo se trata de generar publicidad de la manera más burda para ganar cuanto más dinero mejor.

    A vuestros pies.

    • Arola Poch
      Responder

      Pues va a ser que somos dos mal pensados… ¡Gracias por tu comentario, panda! 🙂

      • jackchatterley
        Responder

        Será, será…
        ¡Un placer, madame!

  • pablo mil
    Responder

    Cada uno puede organizar lo que desea y admitir a quien desee, es parte de la libertad y sobre eso no voy a hacer ninguna observación, no porque no corresponda, sino porque vivimos en un mundo muy injusto y con asimetrías gravísimas, y en definitiva este tipo de selección elitista es sólo un mal menor. Lo que sí me molesta mucho es que le adjudiquen a ese negocio, convengamos que no es más que un negocio, palabras virtuosas como liberación, seguridad, empoderamiento, etc.
    Saludos

    • Arola Poch
      Responder

      Exacto. Coincidimos plenamente. ¡Gracias por tu comentario!

  • @JmJ_ons
    Responder

    Como bien dices hay muchas fiestas liberales en toda España.

    Las opiniones de empoderamiento a la mujer las habrá hecho alguien que no tiene mucha idea y tendría que escribir una noticia.

    En las fiestas swinger hay mucho respeto, da igual la talla, que seas calvo etc… Habrá a quien gustes y a quien no. Es sencillo siempre que seas liberal, no sólo sexual, también de prejuicios.

    • Arola Poch
      Responder

      Las fiestas liberales deberían hacer honor ampliamente a su nombre 😉 ¡Muchas gracias por tu comentario!

  • tramuntana
    Responder

    Como profesional en el campo social, opino que hablar de empoderamiento de la mujer, dando unas reglas del juego restrictivas y altamente discriminatorias, es una burla a todas aquellas personas que luchan contra un problema muy serio de nuestra sociedad patriarcal.
    Por suerte, tu fantastica critica Arola, y los comentarios que aparecen, demuestran que no todas las fiestas son asi.

    • Arola Poch
      Responder

      Muchas gracias por tu comentario y por tu buena valoración. Es indignante que se usen palabras muy serias para ciertas cosas.

Dejar un comentario