Dignificar la prostitución

Las senoritas de Avignon, cuadro de Picasso

En el eterno debate sobre la prostitución – abolir o regularizar – yo me posiciono en la segunda opción. Siempre refiriéndome a la prostitución ejercida libremente, por supuesto. Lo digo nada más empezar y así ya sabéis a qué ateneros.

La abolición busca prohibir la prostitución al ser una actividad que va en contra de los derechos humanos fundamentales. Sería un caso similar a la esclavitud. Los abolicionistas sostienen que es una práctica que mantiene la cosificación de la mujer y es una forma de violencia sexual de género porque nunca es libre ni igualitaria. La regulación implica legalizarla como un trabajo más, lo cual conlleva unos derechos y también unas obligaciones. Ayudaría, además, a luchar por la desestigmatización de la profesión.

La prostitución ofrece un servicio sexual. Es un trabajo que se ejerce con el cuerpo, que es muy diferente a decir que se vende el cuerpo. Poder hacer con nuestro cuerpo lo que queramos debería ser parte de nuestra libertad individual. De hecho, existen otras profesiones que lo usan. Pero con los genitales hemos topado. Cuando intervienen éstos, todo se vuelve más oscuro.

Satisfacer un deseo humano y cobrar por ello es la base del capitalismo. Demasiado poco nos escandalizamos ante personas que trabajan en condiciones penosas para que podamos comprar camisetas a 3 euros. Pero cuando hablamos de sexo entran a escena otros factores: moralidad, educación, sociedad, género, feminismos, heteropatriarcado… Igual que denunciamos las condiciones laborales en las fábricas textiles y no el trabajo en sí, en el caso de la prostitución deberíamos preocuparnos por los derechos de las trabajadoras y por la forma en que ejercen su oficio.

La prostitución se encuentra en una situación de alegalidad. Nadie puede darse de alta en la seguridad social como puta pero no es delito ejercerla (aunque haya normas locales que puedan imponer multas). Regular la prostitución es convertirla en una actividad legal, donde quien quiera pueda darse de alta como autónomo o ser contratado por cuenta ajena y tener sus derechos. Esto incluiría la posibilidad de sindicatos, una prevención de riesgos laborales que hiciese necesarios, por ejemplo, análisis de enfermedades de transmisión sexual, una formación específica para su puesto… Todo ello ayudaría a evitar abusos y se haría mucho más difícil la trata.

Hablamos de trata cuando nos referimos a personas obligadas a ofrecer servicios sexuales, en la mayoría de casos en condiciones deplorables. A pesar de que hay muchos artículos al respecto, no he encontrado datos claros sobre cuántas personas en España están en esa situación, los porcentajes varían mucho. Sean muchas o sean pocas, contra esta esclavitud sexual hay que luchar con todos los medios. Creo que la regulación dificultaría la trata y las mafias porque si sacamos a la luz parte de la actividad, la que permanece opaca se hace más evidente. Cuando todo está a oscuras, es más difícil distinguir.

Otro efecto positivo de la legalización es la dignificación de la profesión. Cuando algo se puede ejercer con naturalidad, con derechos y obligaciones, se visibiliza y se normaliza. Es un factor importante para que las trabajadoras sexuales dejen de estar estigmatizadas.

Mientras la regulación llega, habría que fomentar el ejercicio y el uso de una prostitución ética (1), que promueve prácticas transparentes y honestas, donde las profesionales que deciden dedicarse a ello no son señaladas y que denuncia contundentemente cualquier tipo de abuso. La ética aplicada a la prostitución se basa en la libertad, el respeto y la honestidad.

Tengo la impresión de que en el debate sobre el sexo de pago, muchas veces se deja fuera a las principales protagonistas. Hay muchos estudios, muchas opiniones pero pocas veces se escucha directamente a las prostitutas. ¿Qué reclaman? ¿Qué necesitan? ¿Qué denuncian? En el sector del sexo, las profesionales están peor valoradas que las aficionadas. ¿Y qué pasa con los hombres? Hay muchos menos, pero también existen los trabajadores masculinos del sexo. No se les tiene en cuenta en la mesa redonda.

A las cortesanas en la Antigua Grecia se las conocía como hetairas (2). Eran mujeres independientes, con educación y preparación. Estaban obligadas a pagar impuestos y algunas tenían gran influencia y prestigio social. A partir de ahora, a las putas las llamaré hetairas.

—–

(1) Prostitución ética es un concepto nacido en Apricots

(2) es.wikipedia.org/wiki/Hetera

12 comentarios en “Dignificar la prostitución

  1. La situación de la mujer en la Grecia antigua: a lo largo del siglo VIII a. C., se establecieron dos grandes grupos sociales basados en criterios de exclusión: el «círculo de ciudadanos», que excluía a los extranjeros (metecos) y a los esclavos, y el «club de hombres», que excluía a las mujeres…

    Uno de las palabras usadas en el argot griego para referirse a una prostituta era khamaítypos, literalmente «la que golpea la tierra», indicando que la prestación tenía lugar directamente sobre el suelo.

    En la Grecia antigua existía la esclavitud y había tres tipos de prostitutas:

    Las Pornai; que eran esclavas y propiedad de un proxeneta. Y que trabajaban en prostíbulos.
    Las prostitutas independientes: que trabajaban en la calle, mujeres pobres o ex pornai liberadas de su esclavitud pero que no podían ganarse el sustento de otra forma.
    Las Heteras o hetaíras: estas eran las menos, mujeres excepcionales, cultas, comparables a las geishas japonesas y que cobraban bien por sus servicios.

    También existía la llamada “prostitución sagrada”.

    Y aquí hay un artículo que brinda algunas cifras sobre prostitución en España que parecen creíbles

    Saludos.

    Le gusta a 1 persona

  2. Hola Arola te comparto un poema del Mestro Jaime Sabines uno de los poetas más grandes que ha dado México el poema se llama “Canonicemos a las putas” y comparto contigo la idea de legalizar el oficio.

    Santoral del Sábado: Betty, Lola, Margot, vírgenes perpetuas, reconstruidas, mártires provisorias llenas de gracia, manantiales de generosidad.

    Das el placer, oh puta redentora del mundo, y nada pides a cambio sino unas monedas miserables. No exiges ser amada, respetada, atendida, ni imitas a las esposas con los lloriqueos, las reconvenciones y los celos. No obligas a nadie a la despedida ni a la reconciliación; no chupas la sangre ni el tiempo; eres limpia de culpa; recibes en tu seno a los pecadores, escuchas las palabras y los sueños, sonríes y besas. Eres paciente, experta, atribulada, sabia, sin rencor.

    No engañas a nadie, eres honesta, íntegra, perfecta; anticipas tu precio, te enseñas; no discriminas a los viejos, a los criminales, a los tontos, a los de otro color; soportas las agresiones del orgullo, las asechanzas de los enfermos; alivias a los impotentes, estimulas a los tímidos, complaces a los hartos, encuentras la fórmula de los desencantados. Eres la confidente del borracho, el refugio del perseguido, el lecho del que no tiene reposo.

    Has educado tu boca y tus manos, tus músculos y tu piel, tus vísceras y tu alma. Sabes vestir y desvestirte, acostarte, moverte. Eres precisa en el ritmo, exacta en el gemido, dócil a las maneras del amor.

    Eres la libertad y el equilibrio; no sujetas ni detienes a nadie; no sometes a los recuerdos ni a la espera. Eres pura presencia, fluidez, perpetuidad.

    En el lugar que oficias a la verdad y a la belleza de la vida, ya sea el burdel elegante, la casa discreta o el camastro de la pobreza, eres lo mismo que una lámpara y un vaso de agua y un pan.

    Oh puta amiga, amada, recodo de este día de siempre, te reconozco, te canonizo a un lado de los hipócritas y los perversos, te doy todo mi dinero, te corono con hojas de yerba y me dispongo a aprender de ti,… todo el tiempo…

    Me gusta

  3. “Demasiado poco nos escandalizamos ante personas que trabajan en condiciones penosas para que podamos comprar camisetas a 3 euros. Pero cuando hablamos de sexo entran a escena otros factores: moralidad, educación, sociedad, género, feminismos, heteropatriarcado…”
    Para mí no has podido explicar mejor la clave del asunto.¡Cuanta hipocresia y comportamientos oscuros hay detrás de la prostitución!.Creo que has sido valiente en todas las afirmaciones que haces en este artículo y estoy plenamente de acuerdo con lo que has escrito.
    A propósito del Picasso que ilustra el artículo,he leido que nunca hubo tantas prostitutas en Avignon como cuando los Papas trasladaron allí su corte.
    Gracias y saludos.

    Me gusta

  4. ¿De verdad “hablamos de trata cuando nos referimos a personas obligadas a ofrecer servicios sexuales”? Creía que eso era esclavitud sexual o prostitución forzada. Por lo visto es imprescindible que escriba YA una entrada explicando qué es la trata…

    Me gusta

      • Aunque te he contestado por email, quiero compartir públicamente la siguiente reflexión de Amelia Tiganus, SOBREVIVIENTE de la trata. Ella se identifica a sí misma como víctima pq conoce la definición jurídica. Las pro derechos no saben identificar la trata porque son más cortas q las mangas de un chaleco.

        En el imaginario popular las mujeres víctimas de trata son mujeres secuestradas ,engañadas ,encerradas ,encadenadas con métodos físicos brutales y muy violentos . Esos casos existen( cada día menos ) y fueron así cuando los hombres iniciaron este gran negocio . Pero los tratantes han mejorado muchísimo los métodos porque se han dado cuenta que es muy difícil vigilar las cadenas físicas las 24 hs del día y que las mujeres intentarán escapar a la primera de cambio . También han visto que la gran mayoría de los puteros españoles prefieren pagar por putas felices ,divas del sexo libre . Quieren sentirse deseados y adorados por mujeres que supuestamente eligen o los eligen a ellos . Es la fantasía de casi todo putero .Aquí no entra en putero misógino que busca en concreto el otro perfil de mujer en situación de trata /prostitución.
        Para decir lo que siento conociendo a los puteros diría que el Estado español es un paraíso para los puteros .
        Como gran negocio que traspasa todas las fronteras se adapta a la demanda y al mercado .
        Si los puteros desean mujeres libres( y la sociedad también así lo desea )pues se crean imágenes de prostitutas libres pero sin dejar de hacer caja explotando el cuerpo de las mujeres . Alguien se cree que los 5 millones de euros(según Fernández Diaz )que mueve la prostitución al día solo en el Estado español ( incluidos en el cálculo del PIB a partir del 2014 ) están en manos de las mujeres en situación de prostitución?
        Municipios enteros dependen económicamente del prostíbulo que tiene a las afueras . Ganan los proxenetas ,ganan los tratantes ,los taxistas ,los comercios ,los ayuntamientos,las fiestas populares que son patrocinadas con la explotación de mujeres ,todo el mundo gana . Menos las mujeres . Las mujeres no ganamos . Las Mujeres siempre perdemos . Porque no hay dinero que pueda pagar lo que supone pasar por ese campo de concentración que es la prostitución.Normalmente aguantamos unos 5 años dentro . Después somos desechadas . Los puteros no quieren pagar por mujeres que aunque sean publicitadas como ” nuevas ” han adquirido herramientas para negociar y defenderse . Las prefieren jovencitas y lo ideal es que no sepan hablar castellano . Mujeres mucho más vulnerables .
        Hay mucho interés en separar la trata de la prostitución. Cosa que no tiene sentido porque la línea que la delimita es tan fina que es prácticamente invisible.
        ¿Que es la trata con fines de explotación sexual ?
        En el Código Penal aparece tipificada como delito .
        Hacen falta unas acciones llevadas al cabo a través de unos métodos con una finalidad .
        Acciones :
        -captación
        -transporte
        -traslado
        -acogida
        -recepción
        -alojamiento
        Medios : *
        -violencia
        -intimidación
        -engaño
        -abusando de una situación de superioridad,necesidad y/o vulnerabilidad

        Con el fin de la explotación sexual ,incluida la pornografía .

        * siendo la víctima menor de edad se considera trata sin importar los medios .

        Puede haber cruce de frontera(1) o no . Y ese cruce de fronteras se puede hacer de manera legal o ilegal .

        Yo tardé 13 años en saber que fui víctima de trata . Primero porque no sabía que era la trata y segundo porque lo que yo pensaba que era la trata no iba conmigo . Hasta a nosotras nos daban pena las víctimas de trata . Esas mujeres encadenas ,golpeadas ,obligadas …. nos parecía injusto y muy doloroso .
        Nosotras éramos libres ,listas y empoderadas .
        Teníamos la puerta abierta ,los dueños de los prostíbulos nos trataban bien aunque siempre nos cobraban más dinero del que valía la habitación. Las multas eran algo normal . Pero lo entendíamos como algo normal porque no cumplíamos las normas ,que eran muchas . Los tratantes no existían porque nosotras teníamos amigos ,salvadores ,maridos ,novios

        (1) Se refiere a frontera internacional, pq tb existe la trata interna o doméstica, q tb requiere q se pase al menos de un municipio a otro. Sin movilidad geográfica, no hay trata.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s