In Fetichismo

El Cofre del Placer Secreto – Fantasía Oscura contiene 10 artículos diferentes, perfectos para iniciarse en el bondage y el S&M.

Hace unos días pregunté a mis seguidores de Instagram si les gustaban los juegos eróticos de cesión del poder, es decir, el BDSM (Bondage, Dominación, Sadismo-Sumisión, Masoquismo), tanto si fantaseaban con ellos como si los practicaban. Un 76% contestó que sí. Y si bien la muestra está sesgada (mis seguidores son unos pervertidillos y pervertidillas, cosa que me encanta), sí nos da una pista de que los juegos de dominación interesan.

Hablar de juegos de dominación es una expresión poco concreta. ¿A qué nos estamos refiriendo? Si la antigua expresión sadomasoquismo dio paso a BDSM fue para abarcar las muchas posibilidades que se incluye dentro de este tipo de prácticas. Sadomasoquismo da a entender que es solo una cuestión de dolor (darlo o recibirlo) cuando BDSM implica más: atar o ser atado, dar órdenes, obedecer, usar pinzas, plumas, privación de algún sentido como la vista… entre otras muchas cosas. En definitiva, todos esos juegos en los que una persona cede, de forma sensata, segura y consensuada, el poder sobre ella misma a otra.

Se puede practicar BDSM con diferente intensidad. Los azotes pueden ser más o menos fuertes, las ataduras solo de muñecas, de tobillos o ambos, usar una mordaza para que la otra persona no pueda hablar o un collar de perro (y aquí entra en juego, también, la humillación), etc. Si estás en la situación de querer iniciarte en este mundillo la primera recomendación es que empieces con una intensidad baja. Más vale quedarse corto y con ganas de repetir, que pasarse de frenada y nos quede un sabor de boca regular.

Es importante escoger bien a nuestro compañero/a de juegos, siempre ha de ser alguien con quien tengamos confianza. Tanto si te gusta un papel de dominación como de sumisión, habla siempre antes con la persona con la que vas a jugar. Aunque sea tu pareja y os conozcáis mucho, a lo mejor en este aspecto tenéis cosas nuevas que contaros. O a lo mejor, los gustos de uno o de otro han evolucionado. En definitiva, hablad de qué os gusta, hasta dónde queréis llegar, qué preferís no hacer, los límites.. Por ejemplo, a alguien pueden gustarle los azotes pero lo de la mordaza en la boca le resulta humillante y no le va. Mejor saberlo de antemano y así el encuentro va más fluido. Esto no quiere decir que no se puedan ir probando cosas en el propio momento (¡viva la improvisación!) pero siempre con unas ideas iniciales mínimas.

Para muchos de los juegos nos va a venir bien tener accesorios. Lo primero, un básico: el collar de sumiso/a. Si nos gustan los azotes, podemos hacerlos con la mano pero si además usamos una pala y/o un flogger cambiaremos el estímulo consiguiendo así más morbo. Si optamos por las ataduras, necesitaremos cuerdas o esposas. Pueden venirnos bien unas pinzas, plumas, antifaz, mordaza… No hace falta usarlo todo el mismo día (o sí) pero la diversidad de accesorios nos da variedad de posibilidades de placer.

Si necesitáis surtiros de este tipo de accesorios, he encontrado una opción que me parece muy completa: el Cofre del Placer Secreto – Fantasía Oscura Es un producto de la colección propia de la tienda Easy Toys, es decir, no lo vais a poder encontrar en otras tiendas, que contiene 10 artículos diferentes para iniciarse en el mundo del bondage y del sadomasoquismo. La caja incluye:

  • Mordaza con bola. Por si quieres que tu sumiso/a no pueda hablar un ratito.
  • Antifaz. Ideal para privar del sentido de la vista. Es rígido y se ajusta bastante bien a la cabeza y los ojos, es decir, realmente no se ve.
  • Flogger y pala. Dos herramientas para los azotes. Como el cofre es para iniciarse son suaves, pero efectivos.
  • Pinzas para pezones graduables en la apertura para más o menos presión.
  • Collar y correa. Para, por ejemplo, pasear a tu perrito/a
  • Cuerda (4 metros) para atar como quieras.
  • Esposas para muñecas y para tobillos. Si lo tuyo no es hacer nudos, las esposas es una opción de inmovilización más fácil. Son ajustables y debo decir que a mí, que tengo unas muñecas muy finitas, me aprietan bien, para no poder escapar, vamos.
  • Pluma. Imagínate alguien atado y una suave torturad de cosquillas con una pluma en zonas sensibles (jeje)

Todos los artículos de este Cofre del Placer Secreto están pensados para iniciarse en esas “fantasías oscuras” que más de uno y más de una tienen (¿os acordáis del porcentaje al inicio del artículo? ¡Un 76%!). ¿Quieres probar prácticas BDSM? Esta me parece una opción variada, completa y divertida para una tarde de juegos (adultos). Os va a dar muchas posibilidades. Solo tenéis que poner vosotros las ganas y la imaginación. Ah, y el vecino no se va a enterar de vuestro placer secreto porque el envío se realiza de forma discreta y anónima, es decir, en el paquete no pone nada que lo identifique. Otra cosa será que el vecino se entere porque os oiga pasarlo bien…

Y si compras en Easytoy tienes un descuento del 15% con el código AROLA21

Recommended Posts

Dejar un comentario

dolor y placer