¿Quién dijo que fidelidad es sinónimo de exclusividad?

El filósofo griego Platón (427 – 347 A.C), en su obra “El Banquete”, cuenta el mito del andrógino. En otro tiempo, las personas tenían forma redonda, unidas por la espalda con cuatro brazos, cuatro piernas y dos órganos sexuales, entre otros atributos. Eran, para que nos hagamos una idea, como dos personas unidas en un solo ser. “Eran robustos y vigorosos y de corazón animoso, y por esto concibieron la atrevida idea de escalar el cielo, y combatir con los dioses”, cuenta Platón. Zeus, el jefe supremo, siguió la estrategia divide y vencerás, es decir, partió a los seres por la mitad, condenándolos a buscar siempre – y desesperadamente – esa otra parte que era también su yo y que unidas se completaban.

Sigue leyendo

Más celo y menos celos

Estoy segura de que no soy la única que ha oído conversaciones sencillas, sin mayor trascendencia, en la que alguien dice “es que mi marido/mujer es muy celoso/a”. Una especie de justificación hacia alguna conducta ilógica o incluso como muestra de amor. Hace unos meses oí esta frase en boca de una actriz porno respecto a su pareja sentimental y profesional: “fuera de esto somos una pareja normal, él es muy celoso”. Y yo no dejo de sorprenderme porque asimilamos los celos como algo trivial, poco significativo, cuando, bajo mi punto de vista, son algo gravísimo y que debería más bien preocuparnos. O como mínimo avergonzarnos un poco, no soltarlo sin más y quedarnos tan panchos.

corazón amor pareja celos

Sigue leyendo

Efectos psicológicos de la disfunción eréctil

Según datos recientes, en España hay unos dos millones y medio de personas que sufren disfunción eréctil y la tendencia dice que este dato irá en aumento en los próximos años. ¿Qué quiero decir? Que la disfunción eréctil es un problema que tiene más incidencia de lo que nos podría parecer. ¿Hay que ser negativos ante esto? No, porque, aunque a veces pasa, tiene solución.

Sigue leyendo

Poliamor o cómo complicar felizmente las relaciones

María está casada con Javi y tienen dos hijos en común, niño y niña, mellizos. A su vez, mantiene una relación amorosa con Isa. Se conocieron y surgió la chispa entre ellas dos. Javi sabe de su relación y está feliz porque ve que María lo está. Compersión se llama esa sensación. Isa y Javi se conocen, se llevan bien pero no hay una relación amorosa entre ellos. Isa, tiene un amigo íntimo, con quién queda de vez en cuando, no tanto como ella querría porque Iván es pura anarquía. Pero lo han hablado, Iván ha sido claro respecto a lo que busca y ofrece. Isa, a pesar de todo, se siente bien así porque Iván le aporta una chispa de locura a su vida. María se ríe cuando Isa le cuenta sus locuras con Iván. Javi, ya siendo marido de María, fue pareja de Elena pero ya no están juntos. Ambas sabían de la existencia de la otra pero Elena no supo gestionar una relación así. Quería pero no podía. Siguen siendo buenos amigos y a veces, salen a cenar junto con María e Isa. En ocasiones, Elena hace de niñera de los mellizos, a los que adora (y ellos a ella).

Sigue leyendo

“Me pareces muy atractivo. ¿Tendrías sexo conmigo?”

En 1978 se realizó un experimento en la Universidad de Florida para comprobar si había diferencias en el interés por el sexo casual en hombres y en mujeres. Un chico atractivo paseaba por el recinto de la universidad, se acercaba a chicas desconocidas y les decía “Te he visto por el campus y me pareces muy atractiva”. Luego les formulaba una de las siguientes preguntas, “¿quieres salir esta noche conmigo?”, “¿vendrías esta noche a mi apartamento?” o “¿te irías a la cama esta noche conmigo?”. Sigue leyendo

¿Te gustaría hacer un trío?

mickey-minniePongámonos en situación. Vemos a una pareja estable donde uno de los dos tiene interés en hacer un trío. Ahora hay que decírselo al otro integrante del dúo y esa no es cuestión baladí. Hoy en día se entiende bien que dentro de una pareja se juegue y se experimente. Pero lo de añadir otras personas a la vida sexual, ¡ay amigo!, eso ya es otra línea a traspasar.

Sigue leyendo