¿Qué hacemos con las fantasías eróticas?

Sobre fantasías eróticas hablamos en mi sección semanal de sexo en el programa de radio Esto me suena. Las tardes del Ciudadano García. Dimos respuesta a cuatro preguntas:

¿Qué pasa si fantaseamos con cosas que nos incomodan?

¿Es recomendable llevar a cabo las fantasías?

¿Es bueno compartir las fantasías con tu pareja?

¿Y si alguien no tiene fantasías eróticas?

En la subsección de historia nos fuimos hasta el paleolítico para visitar la cueva de los Casares en Guadalajara. Allí hay unos interesantes grabados que representan la reproducción humana, incluida una escena de coito frontal, rompiendo con la idea de que los primitivos tenían sexo como los primates:

Finalmente en la noticia comentamos sobre el Kung Fu vaginal y la (sobre)ejercitación de los músculos del suelo pélvico.

En el siguiente podcast puedes escucharlo. A partir del minuto 30:50. 

Normalidad fetichista

Tras varias horas charlando, paseando, riendo, jugando… me detuve un momento y observé a mi alrededor. Había unas setenta personas distribuidas en la parte de abajo de una chalé, en la zona de jardín con jacuzzi y en la elegante mazmorra BDSM (1). En la parte de arriba, los padres y el novio de la dómina dueña del estudio, conocedores de la actividad que se desarrollaba en el sótano, colaboraban activamente para que a las personas reunidas no les faltara de nada. Volviendo abajo, en un sofá cercano, una chica recibía un masaje en cada uno de sus pies por parte de dos chicos. Estaba relajada y encantada. Más allá, un par de mujeres charlaban con sus pies reposando en un escabel (humano) (2). Había una cruz de San Andrés (3) y su ocupante recibía azotes de su Amo. Emitía sutiles gritos de doloroso placer. En una zona cercana, otra asistente realizaba ataduras (4) a su brat (5)Sigue leyendo

Yo (no) la tengo más grande

sexo sin complejos

Hace unas semanas, en una reunión social, escuché atentamente una conversación entre un grupo de mujeres donde cada una se preciaba de ser multiorgásmica y de poco menos que anegar la habitación con su squirt (1). No es la primera vez que oigo o leo comentarios de este tipo, donde parece que las mujeres heredamos el “yo la tengo más grande” masculino. ¿Hasta qué punto estamos enfocando bien la nueva sexualidad? Si antes pecábamos por defecto, ¿vamos a hacerlo ahora por exceso?. “En el término medio está la virtud” dijo Aristóteles. Los clásicos nunca fallan.

Sigue leyendo

He vendido unos calcetines usados

calcetines

Estos son los calcetines en cuestión.

El mensaje, que llegó por correo electrónico, fue claro y escueto. “Soy muy fetichista de los calcetines con olor. ¿Sería posible comprar un par de calcetines usados con tu olor?” Realmente no necesitaba más palabras para transmitir su propuesta. Pero yo sí necesitaba saber algo más del remitente porque la propuesta de vender una prenda mía hacía tiempo que me rondaba y quería saber por qué me lo pedía a mi. Tras algunos (pocos) mensajes, todos igual de concisos y siempre educados y amables, llegamos a un acuerdo. Y me puse pies a la obra.

Sigue leyendo

Padres que hablan de masturbación a sus hijos

Un vídeo con unos dos millones de visualizaciones en diez días creo que podemos considerar que ha tenido éxito (según los parámetros actuales). Pues exitoso ha sido un vídeo sobre padres explicando que es la masturbación a sus hijos. Publicado en YouTube y en Facebook, es obra del canal norteamericano WhatchCut y muestra a varios padres y madres explicando a sus hijas e hijos qué es y cómo practicar el onanismo. La reacción de los niños va desde el interés a la vergüenza.

Más interesante es la reacción de los usuarios de Internet – presumiblemente adultos – ante el vídeo. Tiene más opiniones negativas que positivas y con algunos comentarios tan dramáticos como “la erosión de nuestra moralidad y la corrupción de nuestros valores”.

Aquí tenéis el vídeo (en inglés).

Sigue leyendo

Orgullo de resaca

40 años de orgullo

“En algún lugar más allá del arco iris los sueños se hacen realidad”, cantaba Dorothy en “El Mago de Oz”. Por eso el arco iris es la bandera LGBT. En los años 50, “ser amigo de Dorothy” era un código utilizado por la comunidad norteamericana para manifestar que se era gay. Dorothy tenía un grupo de amigos “raros”. Reivindicando la diferencia.

Sigue leyendo

Sociedad y fetichismos compartidos

“¿Podrías presentarme a alguna chica que le guste el fetichismo de pies?” Ésta es una pregunta que recibo con bastante frecuencia. Como es fácil de entender, no facilito contactos de amigas mías a desconocidos. Si acaso, puedo facilitar perfiles de profesionales de mi confianza que sé que hacen buenas sesiones foot fetish.

Pero ello me hace pensar, ¿tan difícil es encontrar personas con las que compartir los gustos sexuales? ¿Tan cerrados de mente seguimos siendo como para no comprender las peculiaridades eróticas? ¿O es que es uno mismo quién se autocensura y piensa que lo van a señalar?

Sigue leyendo