Artículos escritos

 Artículos para otros medios

Bienvenidas las etiquetas eróticas: ya no eres ‘raro’. Para el Blog Eros de El País

Tenemos tendencia a etiquetarlo todo. Cualquier moda enseguida adquiere una palabra que la define (desde el ya desfasado metrosexual hasta el hipster, lumbersexual o fofisano, por nombrar algunas). Y el mundo de la sexualidad no se queda atrás. Tendencias sexuales, relaciones, orientaciones se definen con infinidad de palabras, tantas y tan específicas que es difícil estar al día… [leer más]

Cuando el sexo está en los pies. Para El Mundo. Revista Zen

Obtener excitación sexual observando, tocando, besando, oliendo, lamiendo y fantaseando con pechos o traseros y reconocerlo es bastante habitual hoy en día. Sin embargo, si esta adoración se refiere a los pies, puede permanecer en secreto. Las extremidades inferiores son relegadas al olvido por la mayoría. Pero también son fuente de pasiones para los denominados ‘fetichistas de pies’… [leer más]

Fetichismo: cuando el pie es el objeto de deseo. Para Yodona. El Mundo

Para un fetichista del pie, el erotismo arranca en el tobillo y no, no continúa en línea ascendente como indicaría la lógica del deseo, sino que se dirige hacia abajo. Allí le esperan 26 huesos, 33 articulaciones, un centenar de músculos y una inquietante malla de infinitas terminaciones nerviosas que tienen conexión directa e inmediata con los centros del placer del cerebro. No es necesario hablar de fetiche para saber que un masaje en ellos nos eleva a un estado de bienestar general y a unos niveles de excitación únicos…. [leer más]

Fetichismo: cuando te excita un objeto. Para el blog Jugando con Eros

El sonambulismo sexual. Para Punto G, del diario Ideal de Granada.

Infidelidad: psicología, fases y motivos. Para la revista Esmas.com

La humillación como fuente de excitación sexual. Para el blog Sexos opuestos.

Colaboradora habitual de Malicieux Magazine

Colaboraciones para Malicieux Magazine

Una joya en tu cintura

Algunas verdades sobre el fetichismo de pies

Cuando la búsqueda de placer se convierte en obsesión

Una pequeña y loca cosa llamada amor

Elvis casa en Las Vegas por culpa de la Oxitocina

Una historia de violencia (con algo de sexo)