Feliz NO San Valentín

Vamos a imaginar que estamos en el País de las Maravillas. Febrero nos ofrece 27 magníficos días – este año 28 – para celebrar NO San Valentín.

Aunque si seguimos aquello de amarás al prójimo como a ti mismo, y nadie dijo más que a ti mismo, ¿quién necesita realmente San Valentín cuando podemos regalarnos a nosotros mismos?.

Sea cómo y cuando sea, quizás ya intuís que voy a caer en el consumismo para proponeros regalar algo relacionado con el sexo. Porque el sexo es unión, es dar y recibir, es comunicar, es conocerse, es conectar, es disfrutar y es divertido (también se puede aplicar todo esto a una relación con uno mismo). Entre regalar(se) bombones o lencería, juguetes o estimuladores, yo lo tengo claro.

Sigue leyendo