Un amante kinky

pies-fusta

¿Os habéis hecho propósitos de año nuevo? ¿Qué os parecería que uno de ellos fuera tener un amante? No sirve cualquiera para un papel destacado en vuestra sexualidad. Yo recomendaría que fuera una persona imaginativa y creativa. Que sepa escuchar, cada persona es particular en sus gustos, y que sea flexible, para adaptarse. Claro en lo que busca y en lo que da. No juzga, no valora. Sin prejuicios, está dispuesto a probar cosas nuevas. Habla, pide y comunica lo que le gusta. Ha de saber dar y recibir. Pero sin presiones de ningún tipo. Que aporte buen rollo. Con confianza mutua. Con ilusión. Con pasión.

Sigue leyendo