La mejor hora para disfrutar del sexo

Escrito por @ilovelingerie_ 

¿Hay una hora mejor que otra? @elsexoesnatural nos explica cuál es para él su momento favorito para el sexo. ¿Cuál es el vuestro?

reloj
Si eres un asiduo lector o lectora de este blog muy probablemente opinarás que cualquier hora del día es buena para disfrutar del sexo. Aunque estoy completamente de acuerdo con esta afirmación, existen unos momentos concretos en los que a mí personalmente me apetece más.

Si estoy en compañía, mi momento favorito es, tempranito por la mañana y, además, se me ocurren diferentes opciones. Por ejemplo nada más despertarse, esos besitos descoordinados y caricias perezosas iniciales, que llevan a bajar desesperadamente las braguitas de tu chica y que acaban convirtiéndose en una intensa sesión de sexo, que te deja sin tiempo para tomar el desayuno.

La ducha también es un buen lugar para gozar del sexo matutino pre-laboral, aunque para algunos o algunas puede resultar incómodo, nunca hay que subestimar el poder de unos chorros de agua caliente deslizándose por dos (o más) cuerpos desnudos…

Seguro que estaréis de acuerdo en que cualquiera de estas opciones es perfecta para llegar al trabajo con una sonrisa de oreja a oreja y ser la envidia de tus compañeros y compañeras.

Despertarse temprano los fines semana también tiene sus ventajas, ya que así podemos disfrutar de una larga y placentera sesión de slow-sex, y después ir a tomar el aperitivo con un par de orgasmos ya en nuestro cuerpo.

La situación cambia completamente si no tengo pareja, ya que en ese caso el momento ideal para darme placer es por la noche. Me encanta masturbarme tendido en la cama, poco a poco, retrasando el momento de la eyaculación, a veces hasta cerca de una hora. La masturbación me relaja muchísimo y me ayuda a dormir plácidamente durante toda la noche. Sin duda, mucho más efectivo, económico y placentero que tomar una pastilla.

De una manera u otra necesito disfrutar del sexo a diario y es que como dice el refrán “un día sin sexo, es un día perdido”.