Mi hijo ve porno, ¿qué hago?

Los contenidos pornográficos están hoy en día muy accesibles. Pasará que nuestro hijo o hija, de forma accidental o buscándolo, acceda a contenido sexual. Y puede pasar a diferentes edades. ¿Qué podemos hacer entonces? ¿Debemos hablarlo? ¿Qué podemos decirle? ¿Cómo puede afectar ver porno a los jóvenes?

De todo esto hablamos en mi sección semanal de sexo en Esto me suena. Las tardes del Ciudadano García (Radio Nacional de España).

Completamos la sección explicando de donde viene la expresión “echar un polvo” y finalizamos comentando una peculiar fotografía de boda con un toque picante.

Escucha la sección pulsando en el podcast que enlazo a continuación. A partir del minuto 30.

Descalzando el erotismo

Footfetish

Mis pies jugando en la charla que impartí en el Salón Erótico de Barcelona 2016. Fotografía: Xabier Berné

¿Qué es el erotismo? Estaremos de acuerdo en que no hay una única definición. Es algo tan personal que lo que es erótico para mí, puede no serlo para ti o puede resultarte hasta pornográfico. Cuántas veces oímos que lo pornográfico es explícito y lo erótico sutil. ¿Pero es siempre así? Algo de todo esto pienso cuando recuerdo las escenas de fetichismo que se han vivido en el Rincón Foot Fetish del Salón Erótico de Barcelona. Son escenas explícitas de chicos masajeando, lamiendo y comiendo pies. Pero al no incluir genitalidad no son pornográficas y pueden salir en las noticias de las cadenas de TV. No deja de ser curioso que unas partes del cuerpo estén tan censuradas y otras, que para algunos son tanto o más excitantes, no.

Sigue leyendo

¡Gracias! (por una sexualidad plural)

hands

El otro día me llegó un bonito mensaje. El remitente era F.

“Hola Arola, no sé si podrás leer este correo pero tengo la necesidad de escribir agradeciéndote bastantes cosas, quería decirte que desde que descubrí tu blog y en general tu actividad por normalizar diferentes aspectos del Sexo/erotismo me has ayudado bastante. Casi toda mi vida he pensado que soy un bicho raro por tener gustos sexuales diferentes, si se puede llamar así, refiriéndome al “Femdom” en general.

Sigue leyendo

La flamenca del WhatsApp consume porno

porno_flamenca

En Twitter (que después de wikipedia, es lo más fiable de Internet) mi perfil dice “Amo la libertad y la igualdad. Odio los estereotipos”. Evito la etiqueta feminista pero defiendo los derechos de las mujeres, repudio la superioridad del hombre y denuncio la asignación de roles sociales según género. Dicho esto, no sé si a alguien le sorprenderá que me guste el porno, también en su versión más mainstream, es decir, el más clásico, heteronormativo y patriarcal. Ése que algunas voces critican por tratar a las mujeres como un mero objeto, por violento, por fijar un único tipo de sexualidad estándar, por mantener la norma estética en los cuerpos, por faltar a la ética feminista, por estar hecho por hombres y para hombres. Y sí, en eso les doy la razón pero…

Sigue leyendo

“Golfos y picardías”, porno a ritmo de piano

En esta entrada os quiero presentar los inicios del porno. Son de principios del siglo XX y, claro, es cine mudo. Y porno. Se trata de “Polissons et Galipettes” (Golfos y picardías) que, en realidad, es un documental del año 2002 que reúne piezas cortas clandestinas (de los años 1905-1920) que se proyectaban en los burdeles franceses para amenizar la espera de los clientes.

En este vídeo, extracto de unos 6 minutos de duración del citado documental, hay escenas de fetichismo, spanking (azotes), lésbico, 69, sexo oral, beso negro… Todo un repertorio de prácticas muy “actuales”. Aunque, claro está, si comparamos físicos, estética, ritmo, realización (por ejemplo, fijaos que no hay primeros planos, esos tan comunes en el porno de hoy), la diferencia es considerable.

El sexo es sexo desde que la humanidad es humanidad.

porno_mudo

Pulsa sobre la imagen para ver el vídeo (atención: acceso a página de contenido pornográfico)

Mejor solo que mal acompañado

Si las relaciones sexuales con otra persona no nos satisfacen totalmente, ¿es preferible una buena masturbación? Esta reflexión nos la plantea @ilovelingerie_ en este artículo.

———————————–

Don Jon¿Es posible que algún hombre prefiera masturbarse viendo pornografía en lugar de tener relaciones sexuales con Scarlett Johansson? Sinceramente parece difícil, pero el protagonista de la película Don Jon plantea este interesante dilema.

Don Jon es un hombre joven y tremendamente exitoso con las mujeres, capaz de llevarse a la cama, sin apenas esfuerzo, a las féminas más atractivas. Sin embargo, es incapaz de disfrutar de sus relaciones sexuales.

Él concibe el sexo como si fuese una película porno (en su mente sólo hay chicas contorsionistas, con pechos enormes dispuestas, a ser penetradas en todo tipo de posiciones, tanto vaginal como analmente, y adictas a practicar felaciones en los lugares más insólitos, recibiendo gustosamente el semen en sus bocas) y, claro, las “chicas reales” le decepcionan.

Esto no quiere decir que no haya chicas que encajen con este perfil tan atrevido, pero según mi experiencia, e imagino que de la gran mayoría de los hombres, no es lo más habitual. Por lo tanto, insatisfecho y decepcionado después de completar el acto sexual y mientras su amante duerme plácidamente, Don Jon acude a escondidas a masturbarse delante del ordenador, saciando rápidamente su sed de placer. En ese preciso instante es completamente feliz.

Aunque parezca sorprendente, debo admitir que decir que, en parte, empatizo con el comportamiento del personaje de esta película, ya que a mí también me encanta masturbarme y la idea sumergirme en el universo erótico de internet para evadirme de la realidad cotidiana es muy estimulante. En mi caso, por ejemplo, el equivalente sería algo parecido a contemplar a dos chicas guapas vestidas con unas lindas braguitas y dándose tiernos besitos.

Tal vez fuese porque yo no di la talla como amante, pero, al igual que Don Jon, he experimentado relaciones sexuales reales que me han dejado completamente indiferente. Cuando dos, o más personas, tienen una buena compenetración, el sexo real es mucho más interesante que el virtual, pero cuando esto no sucede, una buena masturbación también puede llevarte al cielo.

Escrito por @ilovelingerie_ 

Otros artículos de @ilovelingerie_ :
La mejor hora para disfrutar del sexo
Una mañana cualquiera (I, II y III)
La seducción también es cosa de hombres
Disfrutando del sexo sin penetración