El circo de las parafilias

Arola Poch

¡Señoras y señores! ¡Bienvenidos al maravilloso mundo del circo de las parafilias!

Con todos ustedes… el increíble humano lamepies
Sorpréndanse con la mujer ombliguda y el hombre que adora los tacones
Recién llegada de Oklahoma City… la estatua deseada,
Y el más difícil todavía… el tipo que se excita con los globos.

Sigue leyendo

Salirse del camino normativo

caminorecto

¿Prohibido apartarse del camino?

Hace unos días un periódico publicó un artículo de opinión que decía, entre otras cosas, que ver pornografía creaba pederastas. En este país existe la libertad de opinión y bajo ella se publican, como es el caso, auténticas barbaridades. No merece la pena rebatir el titular del artículo porque cae por su propio peso, pero sí me parece interesante reflexionar sobre el fondo del mismo, que se podría resumir en estas líneas extraídas del propio texto: “lo cierto es que la sexualidad humana es como el agua: benéfica cuando se encauza; destructiva cuando los cauces se desbordan y se rompen los diques. Una sexualidad sometida a constantes estímulos morbosos destruye nuestra humanidad y nos convierte en esclavos de nuestros instintos”. Es decir, mantengamos la sexualidad en su camino más normativo y apelemos al miedo si nos salimos de él.

Sigue leyendo