En busca del orgasmo perfecto

Yo misma fotografiada por Xabi Berné

Hasta doce tipos diferentes de orgasmos he encontrado. También simultáneos, múltiples, sucesivos, expandidos y hasta fingidos. Con eyaculación y sin ella. Trigasmos y cómo conseguirlos en siete pasos. Me imagino a alguien que, teniendo sus más que correctos orgasmos, pero con ganas de explorar su sexualidad, se encuentre ante tal despliegue de posibilidades y pueda llegar a agobiarse. “¿Estoy disfrutando lo suficiente? ¿Me estoy perdiendo algo? ¿Qué más puedo hacer? ¿Y si estimulo aquí? ¿Pruebo aquel juguete sexual? ¿Un gel vibrador? ¿Efecto frío/calor que intensifica las sensaciones?” Y luego, una vez probado, si no se consigue la explosión incontrolable de placer prometida (porque no a todos nos sirven las mismas cosas en el sexo), temo que pueda incluso causar cierta frustración.

Seguir leyendo

Soy clitoriana, ¿y tú?

Mano mujer

Parece que las mujeres nos dividimos entre las que consiguen el orgasmo por estimulación del clítoris o por estimulación de la vagina (es decir, mediante la penetración). Y también parece que todas preferiríamos ser vaginales, supongo que por aquello de llegar al orgasmo a la vez que se es penetrada y si además conseguimos que los orgasmos sean simultáneos ya es el súmum.

Partiendo de la base que no me gusta clasificar a las personas, ni tan siquiera por cómo llega al orgasmo, debo confesar que yo soy clitoriana y, además, no me provoca ningún miedo, complejo, inferioridad o ansia de querer ser vaginal. Y soy muy clitoriana. Mis orgasmos los consigo por estimulación del clítoris y creo (déjame pensar) que bien pocos he conseguido por la penetración.

La estimulación del clítoris me provoca una sensación más explosiva, más fuerte. Y la estimulación vaginal también me produce placer, por supuesto. Pero es un placer más suave, más contenido. Si bien llego al orgasmo por el clítoris, eso no quiere decir que no me guste – me encante – la penetración y las sensaciones que produce. Una cosa, bajo mi punto de vista, no es incompatible con la otra.

El clítoris es un órgano que tiene como única misión proporcionar placer sexual. La punta del clítoris, que mide entre 0,5 y 1 cm en excitación, tiene más de 8.000 terminaciones nerviosas (el doble que el pene). Por ello, no es de extrañar que la mayoría de las mujeres alcancemos el orgasmo más por vía clitoriana que vaginal (aunque no he encontrado datos claros al respecto, en algunos sitios se habla de porcentajes del 85% de clitorianas e incluso más).

Así, es más que posible que todas encontremos la excitación por el clítoris. Si no lo has probado, búscalo tú misma, mastúrbate porque es la mejor manera de conocer tu propio cuerpo para disfrutar al máximo sola y en compañía. Pero, insisto, no sólo de clítoris vive la mujer. La penetración, por supuesto, no está reñida con el orgasmo clitoriano. Y un día apetecerá una cosa, otro, otra y el tercero, las dos.