Érase una vez… la masturbación

masturbacion2

Hace muchos muchos años, una noche, en la cama ya con todas las luces apagadas, hurgué con mi dedo en mi vulva hasta acabar metiéndolo en mi vagina. Fue una acción totalmente consciente, quería saber qué se sentía. Mejor dicho, quería experimentar de alguna manera eso tan maravilloso que había oído que era meter algo por ahí. Me esforcé, de verdad que quise sentir, pero “tan” maravilloso no me pareció. Creo que esa fue mi primera experiencia con la masturbación.

Sigue leyendo