Educación sexual en Europa

La educación sexual en España se centra, en general, en aspectos biológicos y reproductivos, cuando debería tener un enfoque más amplio (además de lo biológico, psicológicos, sociales, de relación, de orientación de deseo, de conocimiento y aceptación). Deberíamos tratar de educación afectivo-sexual.

¿Y en Europa? ¿Cómo está la educación sexual? ¿Qué países son los referentes? ¿Hay normas comunes? De todo esto hablamos en mi pasada sección de sexo en el programa de Radio Nacional de España, Esto me suena. Las tardes del Ciudadano García.

En la subsección de historia del sexo recordamos un anuncio sobre uso del preservativo en España. Es del año 1990 y causó bastante revuelo.

En las noticias, nos hicimos eco de la reclamación por parte de algunos espectadores de mostrar sexo seguro en las series de ficción. ¿Se han de usar preservativos en las series o las series son ficción y no muestran necesariamente modelos de conducta?

Pulsa en el enlace que aparece a continuación y accederás al podcast del programa. Sección de sexo a partir del minuto 38:45.

Sexo anal: ¿agujero o virtud?

sexoanal

Miranda: La cuestión es, si te da por detrás, ¿te respetará más o te respetará menos? Esa es la cuestión.
Samantha: Qué más da por donde sea, un agujero es un agujero.
Charlotte: ¡No soy un agujero!
Samantha: Lo único que digo es que es solo una práctica física, que el cuerpo está diseñado para experimentarla y, postdata, es fabuloso.
Charlotte: Pero de qué hablas, ¡soy una chica bien!
Samantha: Solo digo que con un hombre especial y un buen lubricante…

La anterior es una conversación sobre sexo anal extraída de un capítulo de la serie de TV ‘Sexo en Nueva York’. La cuestión del respeto o de que eso no lo hacen las “chicas bien” o de si simplemente es algo físico, rodean a esta práctica y no solo en la ficción.

El sexo anal ha estado y está vinculado a muchos tabúes. Se considera algo sucio, doloroso, incluso depravado y, en hombres, unido con ciertas tendencias sexuales. Si a eso le añadimos la religión que tradicionalmente lo ha clasificado como una práctica “no natural”, hace que el “griego” o hacerlo “por detrás” sea, en general, visto con bastantes prejuicios negativos. Pero, ¿es para tanto?

Desmitificando el sexo anal

¿Es antinatural? Desde un punto de vista reproductivo, es innegable que el sentido está en la penetración pene-vagina. Pero el sexo anal se ha observado entre machos de oveja, de jirafa y de bisonte, y también entre machos de delfín mular, que se penetran mutuamente.

¿Es doloroso? Bien practicado, no tiene por qué serlo. El ano se dilata aunque no tiene la misma flexibilidad que la vagina, con lo que hay que trabajarlo con calma y paciencia, respetando los tiempos. Además, no tiene lubricación natural con lo que siempre es aconsejable usar un lubricante de base agua.

¿Es sucio?  El ano tiene bacterias y por eso, y por cuestiones de seguridad ante enfermedades de transmisión sexual, es recomendable siempre protegerse usando un preservativo. Respecto a la higiene íntima, hay quien opta por ponerse un enema para una limpieza más profunda pero no es conveniente abusar de esta medida.

Aunque quizás suene ridículo plantearlo… ¿tienen los hombres ciertas tendencias ocultas? Por supuesto, no. Ni por darlo ni por recibirlo. Es más, cuando es el hombre quien recibe puede resultarle muy placentero al sentir la estimulación del punto G.

Y dejo para el final mi mito favorito: ¿es de depravados? El sexo anal no es de chicas buenas ni de chicas malas. Una determinada práctica no nos hace mejores o peores, ni más o menos sexuales, ni más o menos audaces. De la misma manera que no hace que nos respeten más o menos. Simplemente es cuestión de gustos y placer.

Entonces, que cada uno juegue, experimente, disfrute, haga o deshaga como le apetezca. Sin prejuicios ni tabúes; con apertura y total libertad. Al fin y al cabo, solo es un agujero. ¿O no?

¿Qué pasa cuando unos bloggeros se unen para informar y concienciar? #HistoriasDeSIDA

Campaña-01

La imagen de la campaña es obra de Giuseppe Ramos de GRVisual

El pasado 1 de diciembre se celebraba, como cada año, el Día Mundial de la Lucha contra el SIDA. Un día que recuerda esta enfermedad que empezó a conocerse en la década de los 80 y con la que poco a poco fuimos familiarizándonos y tomando conciencia. Muchas fueron las campañas en aquella época para informar, sobre todo, de las vías de transmisión porque entonces, y aún ahora, conocer cómo prevenir el contagio es la mejor forma de luchar contra la enfermedad.

Tras la fuerte concienciación inicial que hizo que todos (o muchos) se alertaran y pusieran medios preventivos, unas décadas más tarde, algunos datos apuntan que entre los jóvenes hay una relajación respecto al SIDA. Parece que hay una sensación de inmunidad, de que esto no va con ellos. Pero resulta que el SIDA va con todos.

Es necesario seguir informando y concienciando. Y en esto nos hemos puesto un grupo de bloggeros que con el lema “El sexo en los tiempos del SIDA” y bajo la etiqueta #HistoriasDeSIDA hemos publicado información y artículos sobre el tema aprovechando la fecha en que se recuerda la lucha contra esta enfermedad.

A continuación, encontraréis la recopilación de los artículos publicados. Bajo un mismo tema, cada uno ha informado desde su estilo, punto de vista o interés. Se trata de una amplia e interesante información sobre el VIH y el SIDA, con un mismo objetivo: informar y concienciar

#HistoriasDeSIDA: El seropositivo marciano (reflexiones infantiles) en el blog Sexualidad-X

El sexo en los tiempos del SIDA en el blog Destino Placer

Día Mundial de la Lucha contra el SIDA en el blog Destino Placer

10 curiosidades sobre el VIH/SIDA #HistoriasDeSIDA en el blog Sexperimentando

El sexo en los tiempos del SIDA en el blog BeSatSang

El misterio del VIH y el SIDA en el blog Sexosopuestos

Sexo oral y VIH en el blog Vida sexual y pareja

10 cosas que deberías saber sobre el VIH en Doctíssimo

El sexo en tiempos de SIDA en el blog Serenidad, olas y arena

#HistoriasDeSIDA en el blog El otro lado del sexo

SIDA lo que todos sabemos e ignoramos del tema en el blog Hablando de sexo

Algo de la historia del SIDA en el blog Hablando de sexo

El sexo en los tiempos del SIDA en el blog Hablando de sexo

5 películas sobre SIDA en el blog Mi blog de cine y TV

¿Cómo se transmite el VIH? En el blog Sexología femenina

La Educación la mejor prevención, SIDA. ¿Qué es el SIDA? en el blog Sexología femenina

VIH/sida, ¿realmente lo sabes todo? en MiraLES Mgz

VIH en el cine en el blog A vueltas con el sexo

Semana Europea de la prueba del VIH en el blog A vueltas con el sexo

Podría decir muchas cosas sobre el SIDA en el blog de Eduardo Souto Robles

Y, por mi parte, he aportado mi granito de arena en este tema haciendo hincapié en la prevención: Cuando te hagas la prueba del SIDA, quedamos

Una buena campaña, con buenos artículos, con un buen objetivo y con buenos resultados. ¿Qué más se puede pedir? Solo una cosa más: que sigamos concienciando y concienciados contra el SIDA.

Cuando te hagas la prueba del SIDA, quedamos

prueba VIH¿Sabías que a través del sexo oral también se puede transmitir el VIH? ¿O que puede haber personas infectadas con el VIH que durante años no presenten ningún síntoma, desconozcan que están infectadas pero que igualmente pueden transmitir el virus? ¿O que el 20% de los jóvenes españoles no usa siempre el preservativo cuando tiene relaciones con desconocidos? ¿O que este porcentaje aumenta cuando están bajo los efectos del alcohol?

El preservativo es la principal arma preventiva contra la transmisión del SIDA, de eso no cabe duda. Pero, si tenemos en cuenta las situaciones anteriores, creo que los análisis para detectar el VIH deberían ser mucho más frecuentes, tanto a nivel informativo (tras una situación de riesgo) como preventivo (para evitar situaciones de riesgo). De esto último es fiel defensor mi amigo Sergio que desde hace años solicita, siempre que es posible, análisis de sangre sobre Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) a sus compañeros/as de juegos sexuales. En la mayoría de ocasiones, las personas entienden la petición y gustosamente se hacen el análisis. Es una forma de jugar tranquilos todos. Pero Sergio también se ha encontrado con incomprensibles y absurdas reacciones de cierta indignación ante la supuesta “desconfianza” mostrada.

No es necesario pasar por el, para algunos pavoroso, pinchazo con aguja ya que además de los análisis de sangre, actualmente existe una prueba rápida que detecta, en unos 20 minutos y a través de una pequeña muestra de sangre o saliva, si se está infectado de VIH.

Además de los centros sanitarios, públicos y privados, hay organizaciones donde realizan, habitualmente de forma gratuita, las pruebas del SIDA y, en algunos casos, también de otras ETS. En los siguientes enlaces encontraréis dos páginas con información de donde se pueden hacer las pruebas: infoSida y Cruz Roja. También en algunas farmacias se realiza el test rápido del VIH.

Otra opción para tener un análisis de ETS, y de forma gratuita, es la donación de sangre. Al donar sangre, ésta es examinada y, normalmente, se envía una carta con los resultados. Se consigue, con esta acción, un doble beneficio: la donación y la prevención. Pero, incomprensiblemente, hay algunas Comunidades Autónomas en España que no envían los resultados a los donantes de sangre (sólo en caso de positivo), y sin embargo gastan bastante dinero en hacer campañas promocionando las donaciones. Creo que esta carta debería enviarse siempre porque el gasto es mínimo, puede ser, en ciertos casos, una motivación para donar ese líquido tan demandado y, además, es una forma de prevenir ETS.

La prevención sigue siendo la mejor lucha contra el SIDA y el preservativo su principal arma. Los análisis regulares deben estar también en esta batalla y no solo cuando ha habido una situación de riesgo, porque puede que a veces no seamos conscientes de que la ha habido.

Olvídate de esa cierta sensación de ser inmune a todo (“esto no me va a pasar a mi”), del chantaje emocional (“confía en mi, estoy sano/a, siempre uso condón”) y de la inconsciencia (“lo/la conozco y sé que está bien”). Sensatez y prudencia. Usa siempre preservativo en relaciones de riesgo. Y revisa tu estado de salud porque el VIH no avisa, puede estar agazapado y jugar una mala pasada, la peor.

El placer de un buen cunnilingus

El sexo oral es una maravilla. Tanto darlo como recibirlo. Pero vamos ahora, mujeres, a recibirlo. Un cunnilingus bien hecho, donde quien lo da piensa en el placer de quien lo recibe, es una delicia. En esos casos hay que disfrutar de esa generosidad.

pequeños_juegos_inocentes

Cunnilingus viene del latín cunnus: “cuña” o “vulva”, y lingus: “lengua” y se refiere a la práctica de sexo oral donde se lame, chupa o mordisquea los labios de la vulva, la entrada de la vagina y el clítoris. Es una práctica habitual dentro de las relaciones de pareja, aunque algunos puedan tener cierto reparo. Y ese reparo puede venir por parte del que da (apuro de lamer el sexo por su olor o sabor) pero también de la que recibe y por motivos similares. Ante esto solo puedo decir que donde hay confianza, no deberían haber apuros ni reparos. Solo las ganas.

Cuando se hace un cunnilingus no hay que tener prisa. Puede ser muy excitante para la chica comenzar recibiendo unas caricias, quizás empezando por los pies y subiendo por las piernas. Con calma, acercándose a la vagina pero sin llegar (aún) a tocarla. Sintiendo el roce de las manos en la piel. Deseando que esas manos toquen ya el sexo e incrementando la excitación al no hacerlo. Hasta llegar al punto en que sí, en que ya las manos o la boca se acercan a la húmeda vagina. Y entonces hay que dejarse llevar. Relajarse, sentir, gozar.

En numerosos sitios hay consejos sobre cómo hacer un cunnilingus. Aunque la mejor descripción, por detallista, cercana y vivida, la he visto en el artículo: El arte del cunnilingus. Yo, la verdad, técnicamente no sabría darlos. Lo único, es que creo que el mejor consejo es hacerlo con ganas, disfrutar dando placer. En todo caso, la pareja  irá guiando con sus movimientos y sonidos. Eso sí, en el paseo por el sexo femenino no hay que olvidar el clítoris, ese pequeño y mágico órgano. Es también una buena práctica combinar el uso de la boca y los dedos en la estimulación vaginal.

Realizando sexo oral también es posible el contagio de enfermedades de transmisión de sexual, aunque la probabilidad es inferior que en el coito. Por ello los especialistas recomiendan el uso de algún tipo de protección (como el condón femenino) si se practica con desconocidas.

Tanto si das como si recibes, nada mejor que disfrutar del placer de un buen cunnilingus.

Si practicas sexting toma precauciones

SextingHace unos días leí sobre el sexting. Un nuevo concepto sexual. Esto evoluciona tan rápido como la tecnología porque, además en este caso, juntamos eso: sexo y tecnología. El sexting trata del envío de contenido erótico o pornográfico de uno misno por teléfono móbil. Es decir, lo que hizo la famosa (a su pesar) concejala de Los Yébenes Olvido Hormigos. El uso del teléfono para buscar el morbo no es nuevo. Mensajes de texto picantes hace tiempo que se envían. En este caso se da un paso más hacia el contenido audiovisual.

El sexting basa su éxito en que juntamos imágenes (vivimos en la cultura de lo visual) con la tecnología (nos permite nuevas formas de interacción) con el sexo (de moda siempre). Eso hace que se convierta en una práctica relativamente extendida entre jóvenes hoy en día. Según un estudio reciente hecho en Estados Unidos, el 28% de los encuestados había enviado una foto suya desnuda a través de las ondas, a un 57% les habían pedido que enviaran una foto y un 31% habían pedido a alguien que les enviara una foto.

En la mayoría de los casos, estas imágenes y vídeos se envían a parejas o amigos especiales para calentar y aumentar el morbo de la relación. Y eso está muy bien. Todo lo que sea aportar chispa es bueno. Pero (siempre hay un pero) el problema viene cuando la pareja o amigo deja de serlo y le da por divulgar ese contenido a terceros. Ya sabemos que los ex pueden ser de lo peor en cuanto a venganza y odio. Es entonces cuando la situación se vuelve extremadamente vergonzosa para el/la protagonista.

El consejo, como en todo, es aplicar el sentido común. Envía solo a personas de confianza y si no lo son del todo pero te apetece igualmente, que no salga tu cara. Es más, te diría que aunque haya confianza, procura enviar fotos o vídeos en los que no se te pueda reconocer. Ya sabes, más vale prevenir que curar.

Hay que ser conscientes del riesgo que supone cualquier práctica. En este caso y en una libre práctica sexual me parece muy saludable. Pero toma precauciones.