Yo (no) la tengo más grande

sexo sin complejos

Hace unas semanas, en una reunión social, escuché atentamente una conversación entre un grupo de mujeres donde cada una se preciaba de ser multiorgásmica y de poco menos que anegar la habitación con su squirt (1). No es la primera vez que oigo o leo comentarios de este tipo, donde parece que las mujeres heredamos el “yo la tengo más grande” masculino. ¿Hasta qué punto estamos enfocando bien la nueva sexualidad? Si antes pecábamos por defecto, ¿vamos a hacerlo ahora por exceso?. “En el término medio está la virtud” dijo Aristóteles. Los clásicos nunca fallan.

Sigue leyendo

Cosas que aprendí en Eros Porto

ArolapuertaCantinho

Aquí estoy yo, en la entrada del Cantinho Footfetish de Eros Porto (foto de Rad Viko Vlc).

Del 10 al 13 de marzo he estado en la preciosa ciudad de Oporto (Portugal), donde todas las tardes tenía una cita en su salón erótico como co-organizadora del Cantinho Foot Fetish, un espacio para disfrutar del fetichismo de pies. Pero no voy a explicar qué tal la experiencia en este espacio porque fue muy similar a como transcurrieron los días en el Rincón Foot Fetish del Salón Erótico de Barcelona, así que quien quiera una crónica en ese sentido, puede leer el artículo que escribí en su momento (Crónica de un paraíso fetichista). En esta ocasión, me parece más interesante compartir con vosotros algunas cosas que han pasado en el festival, que he descubierto, que me han aportado, que me han hecho reflexionar. Porque toda experiencia produce (o debería) un aprendizaje.

Sigue leyendo

El lado bi de las mujeres

¿Te gusta ver a dos hombres juntos? Esta es una pregunta que me han hecho varias veces, habitualmente hombres. Aclaro, para empezar, que soy mujer heterosexual y respondo: sí, me resulta morboso ver a dos hombres teniendo sexo juntos. Y si son dos hombres muy, digamos, “masculinos”, más aún.

Imaginemos la situación inversa. Quiero decir, un hombre heterosexual ante una escena de dos mujeres juntas. Damos por hecho que nuestro amigo estará encantado. ¿Por qué es así? Quiero decir, primero, por qué asumimos que la fantasía erótica del 99% de los hombres heterosexuales es ver/estar con dos mujeres a la vez. Y, por otro lado, si en los hombres está tan claro, ¿por qué en el caso de las mujeres lo preguntamos?

lesbianas3

Siguiendo por esta vía, pienso también en las imágenes de dos mujeres, en actitud más o menos sexual, que se pueden ver sin buscarlas específicamente (bueno, confieso que mis redes sociales no son del todo inocentes, según quien sí tendrá que buscarlas un poco más, aunque tampoco demasiado). Es más habitual ver fotos de dos mujeres que de dos hombres en situación similar. Hay quien argumenta que “es más bonito ver a dos mujeres juntas” o “que las mujeres tenéis un lado bi más desarrollado“. ¿Si? Puede. O puede que no.

A mi me parece muy bonito ver a dos hombres besándose, siendo cariñosos, teniendo sexo. De la misma manera que prefiero un trío con dos hombres que con dos mujeres y mejor aún si ellos juegan también entre si y no solo conmigo. Pero ciertos hombres no pueden soportar ni tan siquiera el pensar en el simple roce de otro genital masculino. A las mujeres (a algunas al menos) parece que eso nos preocupa menos.

gaysQuizás es que aún pesa la educación de “eso es de maricones”. O puede que estemos poco acostumbrados culturalmente a las demostraciones públicas de afecto entre varones. O tal vez seguimos arrastrando todavía muchos estereotipos. Lo cierto es que en otras épocas y en otras culturas el contacto físico entre hombres se vivía y se vive de otra manera, de forma más natural.

Las mujeres hemos tenido (y seguimos teniendo) muchas represiones en lo que al sexo se refiere. Pero en otros aspectos somos un poco más flexibles y abiertas. Aunque no me gusta generalizar, así que ni todas así, ni todos asá.

Por cierto, no os sorprenderá si os digo que a veces veo porno para gays, ¿verdad? Es que en el cine de adultos para heterosexuales nunca se ven dos hombres interactuando. Dos mujeres, sí. Claro.