“Una orgía real nunca excita tanto como un libro pornográfico”

elcartero

Fotograma de “El cartero siempre llama dos veces”.

Sabemos que en cuestiones de ejecución amatorias el cine porno es ficción. Pero las escenas de sexo en cine comercial no se queda atrás en cuanto a fantasía. Algunas excepciones hay, por supuesto, y es una gozada poder ver escenas de sexo más o menos conseguidas (que no necesariamente explícitas) en el cine. Pero también hay mucho a desmitificar como, por ejemplo…

Lugares donde follar que según el cine son guays* pero que realmente no lo son tanto

*Entiéndase “guay” como morboso, excitante, estimulante, apasionante…

En un ascensor. Siempre tienen un trayecto demasiado corto y lo más probable es que no te dé tiempo de hacer nada. A no ser que vivas en el Empire State, pero entonces no estaréis solos en el ascensor.

En el avión o tren, preferiblemente en los baños. ¿De verdad alguien cree que allí se puede hacer algo? Cuestión puramente física: no caben dos personas. Y en el tren, mi última experiencia (no en sexo sino en baños) el traqueteo es considerable como para apuntar donde toca.

Siguiendo con los baños, también tenemos esas escenas en que la pasión nos desborda, no podemos esperar más y lo que tenemos más a mano es el baño del bar de turno. Que queréis que os diga, a mi me parece una guarrada. Pero no una “guarrada” de las buenas. No entraré en más detalles.

En la cocina. Para empezar hay que tener una cocina grande con una mesa también de un mínimo de tamaño. Porque en la barra, cerca de los cuchillos, las sartenes, el microhondas, la fruta, la botella de agua, la barra del pan del día… no me parece el contexto.

En una piscina. Veáse mi post “No todo el monte es orgasmo” para conocer mis experiencias acuáticas. Lo resumiré fácilmente: aquello no entró porque, entre otras cosas, el agua de la piscina es fatal para la lubricación.

3823.showgirls

Fotograma de “Showgirls”.

En una cama de agua. ¿Recordáis las camas de agua que aparecían en las películas? Aunque hay quien me dice que sí que molan yo no tengo el gusto de haberlas probado pero me dan la sensación de demasiado movimiento descontrolado. Acepto que me digáis que me equivoco.

En un confesionario (¿qué tipo de películas ves tú, Arola?). Para empezar, tiene que excitarte el ambiente eclesiástico, que, por cierto, tiene sus adeptos. Para continuar, hay que encontrar compañero de morbo. Seguimos con que mejor estar medio solos porque no veo al párroco ni a los feligreses muy comprensivos en ese tema. Y al final, vuelvo al caso 2: espacio.

En una cama tapados. ¿Eh? Sí. Una no puede concentrarse en la faena si tiene que estar preocupada de que la sábana tape de forma estratégica para que no se vea nada pero se intuya algo. Que cuando se folla hay que olvidarse de todo eso y centrarse en disfrutar. Por suerte, en nuestras camas no hay cámaras que graben escenas para todos los públicos.

Parece que Aldous Huxley dijo “una orgía real nunca excita tanto como un libro pornográfico”. O como una película. Porque la fantasía es la mejor estimulación para el morbo, el deseo y la pasión. Luego la realidad, ya será otra cosa. O no.

18 thoughts on ““Una orgía real nunca excita tanto como un libro pornográfico”

  1. Sí, siempre excita más imaginarte una situación erótica que vivirla de verdad, con las incomodidades, roces y pensamientos dispersadores (olores, interrupciones, etc.). En cuanto a la cama de agua, he tenido que vivir en un piso amueblado que la tenía durante dos años Y LA ODIABA. La primera vez hace gracia, pero no puedes aposentarte bien y los movimientos de cambio de posición se hacen raros. Pero es que al final usabamos más el sofá que la cama, que para dormir es también un incordio constante. De hecho no puedes acercarte a abrazar a tu pareja porque se forma un embudo, un agujero negro del que solo se sale con mucho esfuerzo. Así que no lo aconsejo a nadie (aparte que ya estuviéramos en la relación de capa caida, que supongo que tampoco ayuda)

    Le gusta a 1 persona

  2. Ay! Cuánto mal ha hecho Hollywood en el tema del sexo! Follar en el servicio de un avión, tener un orgasmo y salir peinada y maquillada como para ir de boda… Anda que… Dicho esto, sí debo decir que comparto la opinión de Sexoguay en el sentido de que esos mismos sitios y otros muchos más me parecen absolutamente fantásticos y excitantes para jugar… mmm… se me dispara la imaginación… 🙂

    Le gusta a 1 persona

  3. Estoy contigo, de la ‘teoría’ a la práctica hay un trecho, y lo que puede parecer excitante se convierte en un cúmulo de peros. Hay sitos que es mejor dejar a Hollywood.

    Lo de la sábana me ha encantado, es tan típico, no sea que se vea el canto de una teta… Yo también hago eso (#ironíaModeOn), como levantarme de la cama tras follar enroscada en la sábana, no sea que el tío que acaba de hacerme de todo y verme de todo, incluida la cara orgásmica (no siempre favorecedora), de pronto se dé cuenta que el cuerpo al que se lo hacia era el mío y no el de una modelo. Al cine no se le da muy bien relatar la naturalidad del sexo, y es una pena.

    Besotes.

    Le gusta a 1 persona

  4. Estoy muy de acuerdo con lo que Arola dice sobre las pelis porno y el cine convencional, creo que son ficción y en general dificilmente imitables sus acciones.
    Pero para mí también puede haber “sexo” interesante en el ascensor…
    …en un encuentro erótico que no se base en tener penetración y orgasmo. En un ascensor se puede uno magrear agusto durante X segundos.
    O en los baños. Ya sean de aviones trenes o bares, tienen como mínimo dos alicientes eróticos, el de la suciedad y el de que haya gente esperando: cada mente es un mundo a la hora de sentir excitación erótica.
    O en la cocina. Pues la verdad es que hay cocinas y cocinas, pero que tu pareja te meta mano mientras te dedicas a actividades culinarias y viceversa, es una actividad erótica que puede resultar placentera.
    Si queremos tener penetraciones en el agua, hay lubricantes de silicona o lubricantes con ácido hialurónico que lubrican muy bien bajo el agua.
    Hay una gran variedad y diversidad sobre maneras de practicar actividad erótica, hay que conocerse bien a una/o misma/o y aprender a compartir esos gustos con otra u otras personas.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s