Hombre heterosexual quiere hacer felación

felacion-21

Hay varias cosas de mi profesión que me agradan, pero hay una que me encanta: las confesiones, muchas veces de forma anónima, que recibo. Me gusta pensar que es porque resulto cercana por mi forma de escribir, de hablar o de interactuar en redes. O puede que sea porque no juzgo los gustos de nadie. O simplemente porque escucho. La cuestión es que muchas personas me explican sus problemas, me plantean sus dudas o me confiesan sus fantasías. Y lo agradezco por la confianza que me transmiten y porque me permiten aprender sobre la sexualidad humana.

Sigue leyendo

De qué hablamos cuando hablamos de educación sexual

educacionsexualAhora que estamos en campaña electoral me ha dado por revisar los programas de los cuatro principales partidos políticos españoles. (¿Por qué te torturas así, chiquilla?). He estado buscando qué propuestas hacían – si las había – respecto a educación sexual. La única referencia directa que he encontrado ha sido en el programa del PSOE donde hay varios párrafos sobre el tema. Uno de ellos dice:

“Desarrollar programas para una información y educación integral, igualitaria y respetuosa, que sea una herramienta fundamental para promover la salud sexual y el bienestar de las personas en todas las etapas evolutivas y que posibilite la construcción de referentes culturales y simbólicos que favorezcan un concepto de la sexualidad integral que genere un espacio para una sexualidad saludable“

Sigue leyendo

Hay vida (sexual) más allá de la penetración

sexualidad

“¿Pero se la metiste o no se la metiste?” Esta frase la escuché el otro día en el metro entre dos chicos de unos 20 y pocos años. Poco importaba el resto de cosas que hubieran hecho. Si no hay penetración, ¿el sexo es incompleto?

Hace poco leía en un periódico la respuesta de una especialista a la consulta de una pareja de más de 50 años que pedía consejo al notar que tenían menos actividad sexual. El motivo, decían, era que la erección del marido duraba poco y eso a ella le hacía pensar que la deseaba menos. La respuesta contenía una frase, al final, que decía: “Me parece muy bien que no dejéis que vuestra vida sexual se marchite, pero me gustaría que empezarais a pensar que cada día las cosas biológicas irán a peor y hay que aprender a vivir con ello”. Si no hay penetración, ¿la vida sexual no puede ser igual de buena?

Sigue leyendo