Hoy penetran ellas (o sexo anal para hombres)

peggingHablemos de anatomía masculina. El llamado punto g masculino está en el interior del recto, a unos 5 centímetros del ano, en la pared anterior (mirando al frente). El controvertido punto g no es otra cosa que una zona que produce gran excitación y en hombres coincide con la glándula prostática. Ante esta cuestión física no debería extrañarnos que los hombres disfruten siendo penetrados analmente. Sí, también los heterosexuales.

La práctica sexual en que la mujer penetra analmente al hombre se conoce con el término inglés de “pegging”. No he podido encontrar datos de cuántos hombres lo practican pero no creo que se trate de una minoría excepcional. Porque el sexo anal les proporciona placer y por diferentes motivos:

  • Por la estimulación de esa zona tan sensible para ellos.
  • Por el cambio de postura, en que la mujer es la que penetra.
  • Por un rol sumiso ya que en prácticas de dominación/sumisión, la mujer al penetrar adquiere el poder sobre el hombre.

De todas maneras, la estimulación anal sigue siendo para muchos hombres heterosexuales un tabú. Ya sea por las ideas inculcadas socialmente y que lo relacionan con la homosexualidad o por temores de índole físico a introducir algo por el ano. Respecto a la primera situación, es tristemente habitual y se siguen oyendo comentarios y bromitas. Debería ser innecesario a estas alturas tener que decir que nadie cambia de tendencia sexual o pierde hombría por una determinada práctica. Tampoco implica tendencias homosexuales encubiertas. A los segundos, es normal sentir cierto temor físico pero si hay deseo, con relajación, paciencia y lubricante no hay que sufrir ningún daño. El ano es un músculo que se dilata.

Para ellas, cambiar los papeles también puede resultar muy excitante. Muchas mujeres disfrutan con el hecho de producir placer a su pareja de este modo. Y también ellas pueden sentir una estimulación física en el propio movimiento ya sea por el roce de la base del arnés o porque algunos están preparados para producir excitación también a ellas. Finalmente, puede haber excitación psicológica por la sensación de poder al cambiar el rol habitual de pareja.

Los arneses se convierten en un juguete indispensable, por motivos obvios, en esta práctica. En el mercado se pueden encontrar múltiples modelos y a variados precios: con diferentes tamaños y materiales de dildos, doble sin correas, vibradores, con mariposa para estimular el clítoris… Ya de paso, aprovechad el pedido y comprad lubricante.

Así que olvidaos de tabúes. El sexo anal masculino en hombres heterosexuales es dejar atrás prejuicios e indagar y disfrutar de nuevas posibilidades de placer.

72 thoughts on “Hoy penetran ellas (o sexo anal para hombres)

  1. Practico el Femdom desde hace mucho y he disfrutado siendo penetrado, pero creo que es una práctica de sumisión.

    Me parce que ahora el uso del arnés se ha puesto de moda, en parte por Elise Sutton (una mujer algo sádica), y en parte porque hay mucha pornografía sobre esta práctica por ser muy visual y llamativa.

    Es evidente que algunas mujeres, cuando lo prueban, quedan totalmente fascinadas, e intentan autoconvencerse de que se trata de una práctica insustituible y totalmente “normal”. Pero, en mi opinión, es una práctica que sí tiene que ver con la feminización u “homosexualización” del varón (algo que, personalmente, no me disgusta) y que, en consecuencia, no es del todo recomendable para todos los varones.

    Por otro lado, habiendo leído a Freud cuando justifica como “normal” la práctica del sexo anal, por la necesidad de “controlar los orificios” del amante y, teniendo en cuenta que se refiere solo a la supuesta necesidad del varón para con la mujer, entiendo que esta también puede sentir exactamente esa misma necesidad (de hecho, así ocurre), la de controlar los orificios del amante…, es decir, la boca y el ano (personalmente, me excita mucho cuando mi amante dominante durante el juego erótico introduce los dedos de su mano en mi boca o ano).

    Dicho esto, aclarar que en la red se pueden ver, en algunas páginas, infinidad de películas de dominación femenina en las que prima esta práctica, tan visual, tan llamativa. Y en muchas de ellas lo que se ve es o exagerado o incluso violento. Y no, no es una práctica que carezca de riesgos, pues el ano es algo delicado y puede fácilmente ser fisurado por lo que es totalmente imprescindible la lubricación y la dilatación previa. En cuanto a la próstata también es delicada, sobre todo a partir de ciertas edades.

    Repito que tengo experiencia de muchos años en relaciones de dominación femenina, y es el tipo de juego que mas me gusta. Pero la práctica del pegging me parece que está de moda, sobrevalorada, que no siempre se hace responsablemente, y que tiene mucho que ver con el deseo de la mujer de dominar al varón mas “profundamente”… Incluso en relaciones lésbicas, la penetración anal con arnés tiene que ver con la dominación.

    Porqué entonces no comenzamos por reconocer que penetrar a un hombre con un arnés es una práctica de sumisión de él y de dominación de ella? Es una práctica de control de sus orificios… Y porqué no aceptar que desear ser penetrado analmente tiene que ver, por lo menos en parte, con la homosexualidad? Tampoco hay que tener miedo a la homosexualidad, que puede que sea parcial o latente. Ser penetrado por un pene “de juguete” puede que sea mas aceptable para algunos que ser penetrado por un pene real…

    En otros casos, se trata solo de empoderar a la mujer hasta el límite, de entregarle lo mas íntimo, aquello que los soldados vencedores solían tomar de los vencidos.

    Hay mujeres dominantes que comienzan por penetrar a su pareja sumiso y que luego le sugieren que mantenga relaciones homosexuales. Les gusta, les excita, por ejemplo, ver como él practica una felación a otro hombre o como es penetrado. La idea de feminizar u “homosexualizar” a su amante les resulta irresistible. Y es muy comprensible si tenemos en cuenta que también al hombre dominante le suele excitar mucho la idea de “lesbianizar” a su pareja (además de poseerla analmente). Solo que al varón no suele sentir atracción por la mujer masculina.

    Con todo esto tampoco pasa nada. Porque ni las mujeres tienen que justificarse ni sentirse raras por ser dominantes ni los varones por ser sumisos. Ya que someterse a una mujer puede ser enormemente placentero para el varón, y lo mismo para ella al asumir el poder. Además, la mujer, al ser potencialmente multiorgásmica tiene una mayor capacidad sexual que solo puede desarrollar totalmente cuando tiene el poder. Mientras que los varones, en este sentido, somos mas limitados y podemos disfrutar de juegos mucho mas prolongados cuando nos dejamos llevar, cuando nos entregamos.

    Para concluir, y no quiero ponerme como ejemplo, pero al gustarme las mujeres dominantes me resulta impensable la idea de penetrarlas analmente, pues lo considero un acto de control, de dominación. Y nunca he encontrado a una mujer dominante que me pidiera que hiciese eso.

    Perdón por haberme extendido tanto. Y felicidades, Arola, por este fantástico Blog.

    Me gusta

      • Gracias Arola por tu respuesta.

        Creo que no hay que tener miedo a la palabra “homosexualizar” (además, la he puesto entrecomillada). Sé que existe gente que la usa en un sentido mas bien paranoide, pero no es mi caso.

        Lugares para debatir sobre este tema tampoco hay muchos. Lo que encuentras son vídeos, fotos, etc. pero muy poca reflexión, porque reflexionar es mas aburrido.

        Si una práctica define o no una orientación sexual? Depende, hay hombres o mujeres, por ejemplo, que después de probar una sola vez con una persona de su mismo sexo deciden ser homosexuales, eligen lo que les gusta mas.

        Sobre el uso del arnés no voy a repetirme ni insistir. Solo recordar que hasta no hace muchos años este era utilizado mas bien por lesbianas con sus parejas mujeres u hombres homosexuales. Que la mujer penetre al varón existe hace mucho, pero antes la penetradora era lesbiana y el penetrado homosexual. Las cosas se asumían así. Que esto ha cambiado? Pues parece que sí.

        Termino con algunas frases de Elise Sutton, su gran propagandista.

        “El arnés consolador despoja al hombre de su masculinidad”

        “El arnés consolador no tiene tanto que ver con el sexo como, en realidad, con la dominación mental y el intercambio de poder”

        Un saludo cordial y a tus pies.

        Me gusta

  2. Hola a todos, es la primera vez que comienzo y deseo descubrir este bello Universo Sexual, es tan amplio y a mi edad ya que soy una mujer madura, siempre quise experimentar y nunca tuve la oportunidad con mis parejas y mis ansias hizo que esa luz se fuese apagando y por aburrimiento tome la decisión de estar sola, ya descubrí que si existen personas como yo, que quieren vivir, experimentar y conseguir una pareja estable y que no tenga tabúes y pueda y quiera experimentar todo. Esa soy yo. Soy de Venezuela y vivo actualmente en República Dominicana, y mi WhatsApp es +18292849678 si no tienes dueña comunícate conmigo

    Me gusta

  3. Como siempre, Arola, un artículo estupendo. Por suerte van cayendo tabúes, y la reticencia a hablar de estos temas. Es una práctica, la del pegging, tremendamente excitante para ambas partes. El cambio de roles, la sensación de placer en la parte trasera de él puede ser muy intensa. Un buen arnés doble puede ser un arma de satisfacción total.

    En cuanto a mi experiencia, diré que no puede ser más positiva. Tengo varios plugs de diferentes tamaños y grosores, y un arnés que uso con mi pareja. Y si, estamos muy satisfechos. No nos basamos en rol dominante-sumis@, más bien en la búsqueda sublime del placer de/con nuestros cuerpos.

    Perdón por el tostón, jeje. ¡Saludos!

    Le gusta a 1 persona

  4. Decir que en este país si te ven desnudo en la orilla de un río hablando con otros hombres desnudos te dicen maricon,sin embargo si estas en un vestuario de campo de fútbol. con un montón de de hombres desnudos hablando eres un idolo.Leamos la definición de maricon.

    Le gusta a 1 persona

  5. Sigo siendo hombre después de todo,mi experiencia comenzó haciendo el 69 en el cual yo le comía el ano y ella me hacía lo mismo luego comencé a introducir un dedo y ella me copiaba y así fui experimentando sin tabus y disfrutando de nuevos placeres ,un día entramos en un she-shop y decidimos comprar un arnés y la experiencia fue fantástica.Yo recomendaría a cualquier hombre o mujer que exploren su cuerpo y disfruten de los placeres de la vida y se olviden de si soy o voy a ser maricón o lesviana ,si estas a gusto con tu pareja no vas a buscar nada fuera de ella,Cuando pienso en mi pareja con el arnés me excito y no me excitan ver los hombres porque haya sido penetrado por ella.Me gusto tu articulo enhorabuena por el.

    Le gusta a 1 persona

  6. Luego de divorciarme comenze a estar en pareja desde hace 6 años con alguien que experimente muchas cosas que siempre me gustaron pero no me atrevia a llevarlo a cabo con la anterior pareja esta me dio la confianza de expresar mis gusto y si bien ella no era experimentada nos entendimos bien y una de las practicas preferidas es penetrarla analmente donde ella goza mucho situacion que me llevo a decirle en nuestro juegos que bueno es como la sentis lo que le llevo a comenzar a jugar con mi ano que incluyeron introduccion de juguetitos y ahora se acerca mi cumpleaños donde promete ser activa totalmente y que habra una gran sorpresa que me estoy imaginando y nose si exitarme o asustarme….
    sera lindo.

    Le gusta a 1 persona

  7. El que le guste que lo disfrute, pero para saber si a un o le gusta por el ano, solo basta con tocarse el ano por fuera, o masajearse en tre en ano y testiculos, no es necesario meterse algo para saber si te gusta o no. Incluso sin tocarse, ya que el estimulo prostatico va a estar presente. Por eso el hombre que no le gusta es por que no siente nada de eso, no significa ser cerrados de mente, es solo de gustos sexuales.

    Me gusta

  8. Estoy totalmente de acuerdo con lo que dices. La penetración anal es muy placentera y a mi me gusta practicarla y a muchas mujeres les gusta el cambio de rol y también disfrutan haciéndolo. Nadie está obligado a probarlo, pero yo lo recomiendo sin duda.

    Le gusta a 1 persona

  9. Hola. Quisiera exponer mi caso haber si me orientan un poco la verdad acabo de Empezar mi vida sexual con una chica la verdad la amo y ps estoy seguro q ella ami tambien ambos nos eramos virgenes y ps ya lo hemos hecho varias veces pero hablando se le salio que su fantasia sexual era penetrarme la verdad me quede aterrado y le evadi el tema no tengo nada contra esta practica y estoy seguro que si lo haria no dejaria de ser hombre tengo muy bien puesto mi… Pero la cuestion es que pasara despues la verdad la amo mucho y por ella lo haria pero siento que frente a ella me sentiria un poco raro despues que pase pensara que soy homosexual por dejarme y no quisiera que se convirtiera en algo repetitivo y tambien tengo la duda de que pueda ser lesviana…como se siente un hombre despues de hacerlo y que piensan las mujeres despues de hacercelo? Por fa orientenme un poco, la conosco y soy novio de ella hace como siete años desde el colegio.. Gracias….

    Le gusta a 1 persona

    • Hola Alejo. Gracias por compartir tus inquietudes. Tú lo has dicho en tu mensaje: una práctica no define la orientación sexual de cada uno. Ni tú serás homosexual ni ella es lesbiana. Simplemente es un juego que puede dar morbo y placer. Cuando se acaba se sigue igual de bien o quizás hasta mejor, por la complicidad compartida. Si tienes dudas habla con ella y plantéaselas, comentándolo puede que lo veas más claro y te ayude a decidirte. Un juego es simplemente eso, un juego para obtener placer, evadirnos, disfrutar… Y ya está, ni vuestra relación va a cambiar por eso ni vosotros vais a cambiar. Si a los dos os apetece, ¡disfrutadlo! Un saludo.

      Me gusta

  10. a su tantos maricones quieren ser penetrados en esta pagina que dejan sus números ai demuestran lo enfermos que están esos viejos asquerosos la homosexualidad es un trastorno sexual que puede ser tratado a si que busquen a un especialista que les trate enb ves de estar poniendo comentarios vergonzosos

    Me gusta

  11. si un hombre es penetrado por una mujer igualmente podría dejarse penetrar por otro hombre los únicos que le gusta la penetración son homosexualidad un hombre de verdad no permitiría tal cosa igualmente mujeres que le gusta hacer eso son lesbianas esa es la única verdad

    Me gusta

  12. Hola, disculpa por comentar un articulo antiguo, pero no menos interesante. Es digno de analizar mas profundamente la motivación que tiene una mujer por penetrar a un hombre ya que en el sexo la idea principal es el placer mutuo, Y no veo tan directamente el placer en ella, y aun así ellas demandan el gusto por ser penetradoras. Lo he disfrutado mucho, pero me dejaría mas tranquilo conocer el placer que provoca en ellas o reinventar el diseño del equipo para que exista estimulo a ambos y así mantener la comunicación en el sexo.

    Le gusta a 2 personas

    • En el artículo intento dar algunas ideas del placer que puede obtener la mujer: “Para ellas, cambiar los papeles también puede resultar muy excitante. Muchas mujeres disfrutan con el hecho de producir placer a su pareja de este modo. Y también ellas pueden sentir una estimulación física en el propio movimiento ya sea por el roce de la base del arnés o porque algunos están preparados para producir excitación también a ellas. Finalmente, puede haber excitación psicológica por la sensación de poder al cambiar el rol habitual de pareja”. Gracias por tu comentario y me alegra que te haya gustado el artículo. Un saludo.

      Le gusta a 1 persona

  13. hola….he leído este blog por casualidad…y muy interesante este juego sexual.
    Soy un chico (41 años) hetero con pareja, me masturbo analmente de vez en cuando y tengo ganas de practicar este juego con mi novia.
    a mí me gusta practicar sexo anal con ella (me encanta….hasta pago € como juego erótico entre nosotros), ella sabe que me masturbo analmente alguna vez (comentado un día con una copa de vino de más)…..ahora falta otra copa de vino de más y proponerselo a ella, je, je…
    Esperando a un finde romántico en breve para proponerselo
    ya os contaré

    Le gusta a 1 persona

      • Justo hace un año escribí estas lineas. Me encanta el juego anal con mi pareja y lo practicamos con bastante frecuencia. Pero ella, no está por la labor en el juego del intercambio de roles (después de comentárselo en dos ocasiones con unas copas de vino…), así que a seguir jugando yo con mi cuerpo y a esperar a que una noche decida a dar ese ese paso….pero no voy a insistir mucho más…

        por cierto, ayer estuve buscando videos de pegging y la verdad es que no son nada recomendables. Todo es dominación.
        conoces alguno que no sea de ese tipo? Es la única idea de ver un video chulo y bien hecho sobre el tema como último intento para motivarla, je, je
        saludos

        Me gusta

      • Vaya, Vic, siento que no hayáis podido avanzar. No sabría qué vídeo recomendarte, pero lo tendré en mente si veo alguno que piense que puede estar bien. Entiendo lo que dices de la dominación, no tiene por qué estar vinculado. Un saludo.

        Me gusta

  14. Muy buen blog me ha gustado todo lo escrito, tambien estoy de acuerdo q hay q respetar cada preferencia o gusto de ellas a quere probar o practicarlo. A mi en mi caso me gusto y mucho, lastima no consiguiera una compañera o amiga le gustara practicarlo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s