“La primera vez que…” un libro de historias para ti

La primera vez. Qué bonito… Cuántos recuerdos… Qué excitante… O no. Pero fue la primera vez.

Hablar de primeras veces en materia sexual ha sido el objetivo de un grupo de 41 personas que, escribiendo o ilustrando, nos hemos embarcado en la aventura de realizar un libro. Hemos estado coordinadas de manera magistral por Gwen, del blog Mamá no leas.

No nos quedemos en lo obvio. Primeras veces hay muchas. Todo tiene la suya. En este libro encontrarás 30 historias, de 30 personas y 30 primeras veces. Para hacernos una idea, hay una primera vez para estimular el ano a un hombre, para masturbase delante de alguien, para estar en una reunión erótica, para participar en una orgía, para usar un vibrador,  para pagar por sexo, para tener sexo en público, para dar un masaje erótico, para disfrutar del sexo oral… No es una obra necesariamente “porno”, no. Es real como la vida misma. Y en la vida, hay cosas que esperas que pasen de una manera y acaban resultando de otra. Eso también son experiencias, y de las buenas.

Gwen me propuso participar en el primer libro sobre este tema que editó el año pasado, pero por cuestiones de tiempo no pude y me supo fatal. Así que en esta ocasión, cuando me llegó la propuesta, lo marqué como prioritario. Mi texto va al principio, es el prólogo. Y empieza así:

La zona de confort es un espacio en el que nos sentimos a gusto, seguros y tranquilos. Es una zona donde, en definitiva, todo está controlado. Es probable que os suene, en coaching es un concepto que se usa frecuentemente, sobre todo para animarnos a salir de ella. Porque superando sus límites —nuestros límites— hay un mundo repleto de posibilidades en el que vivir nuevas experiencias, conocer nuevas personas, descubrir nuevas sensaciones. Todo ello con el fin de conseguir una vida más satisfactoria a través del autoconocimiento. Ampliando las fronteras de este espacio desarrollamos nuestras habilidades, tomamos conciencia de nuestros límites y miedos, ampliamos la tolerancia a la frustración, aumentamos la seguridad en nosotros mismos… Pues todo esto, podemos —¡debemos! — aplicarlo a la sexualidad, porque también tenemos una zona de confort sexual.

¿Te apetece seguir leyendo?

Descárgate el libro. Es gratis. Y está superbien.

(Pulsa en la imagen inferior para iniciar la descarga)

banner-la-primera-vez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s