¿Tienes sueños eróticos?

Sueño-sexo

Envidio a quienes tienen sueños eróticos. Envidio a quienes se despiertan excitados y con ganas de sexo porque su subconsciente (o lo que sea) le ha animado a ello. Como deduciréis no me pasa habitualmente, yo diría que nunca he tenido ese placer. He soñado con sexo algunas veces. Hay dos que recuerdo especialmente. En una había un escenario con hombres sentados en sillas y chicas de rodillas haciendo mamadas. Me tocaba subir a mi y me esperaba mi ex-jefe (en aquel momento aún lo era), señalándome con el dedo para que fuera y mirándome con ojos libidinosos y sonrisa dantesca. Estuve varios días perturbada por esa pesadilla. En el otro sueño que recuerdo, me tiraba a un conocido, a quien, sorprendentemente, no había visto jamás desde un punto de vista erótico. Empecé a mirarlo de otra manera, aunque seguí sin encontrarle el sex appeal por ningún lado.

Algunos interpretarán mis sueños y dirán que con el ex-jefe había algún tipo de admiración por el poder y que con el conocido había un deseo oculto. Permitidme dudar de ambas cosas.

Mucho se ha escrito sobre la interpretación de los sueños. Desde que Freud habló del subconsciente, de que los sueños representaban pulsiones reprimidas que salían a la luz, y de que todo sueño tenía un significado, se ha buscado explicar esas imágenes que vemos mientras dormimos. Para sus seguidores, esta teoría se ajusta muy bien respecto a los sueños eróticos, al ser el sexo una necesidad primaria muchas veces censurada al chocar con normas morales o sociales. Ese anhelo encerrado sale por las noches y nos hace ver, cuando nos acordamos de lo soñado, nuestro verdadero deseo. Pero los sueños no son literales ya que muchas veces son representaciones simbólicas. Y, claro, aquí ya entra la subjetividad de la interpretación. Personalmente no creo mucho en los significados ocultos de los sueños ni soy capaz de descifrarlos, pero entiendo a quienes sí creen en ello. Además, resulta curioso leer qué se supone que nos quiere decir nuestro subconsciente, también en los sueños eróticos. Si os interesa, aquí tenéis un artículo de los muchos que hay en la red: Los 10 mejores sueños calientes y lo que realmente significan (léase con cautela)

Las fantasías sexuales son situaciones que imaginamos, viven en nuestra mente y son altamente estimulantes debido a que, habitualmente, las idealizamos. No siempre queremos realizar las fantasías. Un deseo, en cambio, es algo que sí queremos realizar. Una fantasía puede llegar a ser un deseo. ¿Y los sueños? Pues aún no se han podido definir. Se sabe cuándo se producen, se sabe que no están relacionados con la vida cotidiana pero realmente no se conoce qué son. ¿Son fantasías latentes? Quién sabe. ¿Son deseos? No lo creo. En cualquier caso, no son voluntarios así que sea cual sea el sueño erótico, más simple o más complejo, con conocido o con desconocido, convencional o raro, no hay que obsesionarse con su significado ni preocuparse por ellos.

Más allá de interpretaciones, hay estudios, podríamos decir, objetivos. Han observado que durante un sueño erótico, los hombres pueden tener erecciones y las mujeres, lubricación vaginal y congestión del clítoris. El sexo onírico se presenta tanto en hombres como en mujeres con la misma frecuencia. Dicen que que muy pocos de nuestros sueños son eróticos, aproximadamente un 8% en toda nuestra vida y con contenido estrictamente sexual aún menos. Parece que un porcentaje muy bajo, alrededor del 4% acaba en orgasmo. Pero todo esto es relativo ya que, sin ir más lejos, no siempre nos acordamos de lo que soñamos.

incubo

La pesadilla o El íncubo, de Johann Heinrich Füssli (1781)

Antiguamente se creía que los sueños eran causados por seres malignos que se aparecían por la noche para perturbar a los durmientes. El más conocido es el íncubo que, en apariencia de varón, tenía contacto sexual con las mujeres mientras dormían. También está su equivalente femenino, el súcubo, que aprovechaba su figura de mujer para tener contacto carnal con los hombres durante la noche. Aunque no os lo imaginéis como algo placentero, sino que se consideraban pesadillas.

Supersticiones, creencias, interpretaciones… el mundo onírico siempre ha generado interés. Lejos de todo eso, a mi lo que me gustaría  sería despertarme, no necesito recordar por qué, agitada, excitada y en buena compañía. Eso sí sería un sueño.

Y tú, ¿tienes sueños eróticos?

5 thoughts on “¿Tienes sueños eróticos?

  1. Cada día me gustan mas tus artículos Arola.
    Yo la verdad no recuerdo sueños en general, ni eróticos ni nada.
    A mí en cambio sí me gusta encontrarles explicación.
    Pero vamos, que lo que mas me gusta es “imaginar”.
    Tengo una imaginación desbordante desde pequeño.
    Y en el terreno erótico quizás sea donde mas me permito expresarme, aunque también en la música y la poesía que son mis preferidas.
    Bueno… Salud para disfrutar de la Vida.
    Besos…

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s