In Sin categoría

numeros_

Sabías qué…

– El coito ideal debe durar entre 7 y 13 minutos, sin tener en cuenta los juegos previos.
– Por cada veinte minutos de relaciones los hombres pierden una media de 101 calorías y las mujeres 69
– El 35 por ciento de las mujeres nunca han experimentado un orgasmo.
– 1/4 de los penes se curvan, mayoritariamente hacia la izquierda
– El tamaño medio de la longitud del pene en España es de 13,85 centímetros
– Hay quien define hasta 10 tipos de orgasmos diferentes en mujeres.
– Una erección corta dura menos de 2 minutos. Entre 3 y 7 minutos es óptima. Más de 7 minutos se trata de una duración larga.
– Entre dos y tres coitos por semana definen una vida sexual activa.

¿Y…?

Vivimos rodeados de números. Todo lo medimos para conocernos, para clasificar, para obtener pautas de conducta. En el sexo no podía ser menos. Y está bien, porque a alguien le puede tranquilizar saber que hay muchos con esa inclinación hacia la izquierda. Porque conocer que un porcentaje importante de mujeres no llegan al orgasmo sirve para hacer hincapié en ello.

Pero los números no resultan siempre inocuos. A veces se usan para definir qué es habitual (o lo que es lo mismo, esa fatídica palabra: normal). A partir de ahí, surge qué no lo es y entonces tenemos ya el problema. Problema cuando nos creemos que está mal salirse de los cauces, cuando alguien nos lo hace creer, cuando nos obsesionamos con ese número que dice que nuestro pene es menor que la media o que “solo” hemos conseguido un tipo de orgasmo.

Lo sé, voy a decir una obviedad. El sexo no son números. Un buen encuentro no se puede definir por si el coito ha durado 4 o 10 minutos, por si la erección se ha prolongado 7,5 o por si la mujer ha tenido 5 orgasmos. Pero cuántas veces nos preocupamos demasiado con la medición. Queremos estar en la media (¡o por encima!), queremos adecuarnos a lo que se espera de nosotros. Contamos y competimos. Porque los números son objetivos y 4 coitos a la semana son más que 2. A mayor cantidad, duración, longitud… mejor.

¿Por qué me ha dado por escribir sobre números? Porque esta semana cumplo años. Otra cifra. La sociedad nos dice dónde tenemos que estar según nuestra edad, qué tenemos que haber conseguido en la vida, qué nos queda por delante, para qué valemos y para qué ya no. Incluso se atreve a decirnos cuándo estamos en nuestra plenitud sexual. Las mujeres entre los 30 y los 40; antes para los hombres. Está bien conocer la norma, pero ¿dónde queda la individualidad?

La vida no se determina por ningún número. Un buen polvo no se define por cuantos “dios” se dicen.

Recommended Posts
Showing 0 comments
  • Rafael
    Responder

    Me encanta la frescura de esta foto…
    Y muchas felicidades atrasadas!!! 🙂

  • Ubald
    Responder

    el sabias que! me lo copiaré esta genialllllll, como me encanta tu trabajo, adémas me has inspirado en muchas cosas para escribir en mi blog. besos

    • Arola Poch
      Responder

      Mil gracias por tu mensaje! Servir de inspiración… cómo me gusta leer eso!!!! Besos 🙂

  • Mamanoleas
    Responder

    Toda la razón. Me ha encantado la frase final, hay veces que parece que si no se grita o hay mil orgasmos no ha sido buen sexo, cuando no es así. Feliz cumpleaños! Besotes.

    • Arola Poch
      Responder

      Exacto. A veces nos obsesionamos con los números o nos ponemos “metas” según éstos. Cuando en ciertas cosas, como el sexo, bajo mi punto de vista debería primar más la calidad. Besos!!!

Dejar un comentario