Sexo, amor y relaciones a medida

amor y sexo

Por temas profesionales y personales conozco gente que vive las relaciones y la sexualidad de forma no convencional. Estoy pensando, básicamente, en grupos BDSM (practicantes de juegos eróticos de dominación y sumisión), parejas liberales (no tienen exclusividad sexual) y personas que viven y defienden las relaciones poliamorosas (varias relaciones en paralelo conocidas y consensuadas por todos). Es muy interesante conocer otros puntos de vista y escuchar a qué han de enfrentarse por ir más allá de lo tradicional.

En general, estos grupos están formados por gente abierta de mente, respetuosa y dialogante. Personas que simplemente quieren vivir a su manera, aunque ésta choque con lo convencional. Ya sabemos que salir del camino normativo puede generar dificultades simplemente por el rechazo ante lo que no se comprende.

Pero – en lo idílico siempre hay un pero – también he oído opiniones que van en una línea de, voy a llamarla, superioridad. En cierta manera vienen a decir que su opción de sexo, pareja o relación es más evolucionada, libre y beneficiosa que las tradicionales. Se manifiesta con el uso del término vainilla(1) con tono despectivo, la consideración de la monogamia como una forma arcaica de relación o señalando a las parejas cerradas como un foco de infidelidades. Entiendo que cuando se va contracorriente hay que tener muy claro que la opción elegida es la mejor y entonces es fácil creérselo tanto como para llegar a menospreciar, por contraposición, lo otro. O quizás es más sencillo: si tú me criticas, yo te critico. Dicen que la mejor defensa es un buen ataque. Todo muy humano.

Muy humano y también muy erróneo. No se trata de “evangelizar” porque eso sería caer en lo mismo que se ha hecho hasta ahora: decirle a los demás qué es lo bueno para ellos. Además, ¿cómo podemos decidir qué es lo mejor para otros? Porque no hay una opción que por ella misma sea la idónea, sino que cada uno ha de encontrar SU opción. Hay parejas liberales que consideran que dar ese paso fue la salvación de su relación. Hay parejas tradicionales que no podrían soportar que su mujer o marido tuviera sexo con otro/a. Hay quién, conociendo otras opciones y viéndolas objetivamente muy claras, sería incapaz de ponerlas en práctica por diferentes motivos. No hay recetas universales.

La postura del misionero puede ser fantástica, una relación monógama, muy feliz y el sexo en exclusividad, muy estimulante. Las opciones convencionales no son malas per se. Ni buenas. Sí es criticable que haya que seguirlas bajo un pretexto de normalidad o, peor aún, de algo tan debatible como la moralidad. Y que se señale a todo aquel que quiera otra cosa (sea la que sea).

Los nuevos tiempos deberían traer nuevas formas de entender las relaciones. No nuevas relaciones, sino nuevas formas de entenderlas, basadas en el conocimiento, el respeto y la libertad de elección. Y deberían traer la posibilidad de equivocarnos, de cambiar de opinión y de pasar por diferentes etapas en la vida donde encaje mejor una cosa u otra.

El sexo, el amor y las relaciones nos sientan mejor a medida.

——–

(1) Vainilla: término utilizado en los ambientes BDSM y fetichistas para referirse a las prácticas sexuales convencionales.

9 thoughts on “Sexo, amor y relaciones a medida

  1. Es curioso el instinto gregario de pertenencia a un grupo que desacredita al que no es como él. Y más interesante es aún cuando se ha pasado por la vida vainilla y se ha hecho una elección consciente de búsqueda de otras opciones diferentes. Eso debería hacernos más tolerantes no sólo con los vainilla sino con el grupo humano que hayamos escogido por elección propia. Sentirse diferente no requiere arremeter contra otras opciones sino comprender que tras una persona existen deseos particulares y respetables. Un saludo. Me ha encantado el post.

    Le gusta a 1 persona

  2. A lo comentado en Facebbock me gustaría añadir que lo que hoy no es convencional puede serlo mañana y viciversa.El fetichismo de los pies hace no mucho era raro,hoy quizá sea muy convencional,digo esto porque esta tarde he visto la pelicula de Sean Pen “Diré tu nombre” ,hay una escena en la que Charlize Theron coge un lápiz con su pie y Javier Bardem besa su talón.Me sorpendió verlo en una pelicula cuyo tema no es el erotismo y en la que sólo hay una escena sexual muy corta y en ella está incluida la que he comentado.
    Un saludo y gracias por escribir así.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s