La sensualidad del látex

En el mundo fetish, el látex es un material muy apreciado. No es necesario ser fetichista para darse cuenta de algunas de sus cualidades, a simple vista llama la atención su brillo y la forma en que moldea el cuerpo. Pero, ¿qué más tiene el látex para ser tan preciado objeto de deseo?

Vestirse de látex es literalmente cubrirse con goma o caucho. Rubber en inglés, también se conoce a sus practicantes como “rubberistas”. Ángel es un apasionado de este material, doy fe de ello, lo he visto en varias fiestas enfundado en látex. Hablando con él, además de la suavidad y brillantez, destaca “el olor y que se adhiera a tu cuerpo y parezca tu propia piel”. La sensación de segunda piel es una característica apreciada por muchos fetichistas. Ahora bien, Latexman (usuario de Twitter con un nick suficientemente descriptivo) opina que “no es para todas las personas, o lo amas o lo odias. Para aquellos a quienes no les gusta vestir ropa ajustada no creo que sea una buena experiencia”.

Látex

Ángel vestido de látex

Vestir esta “segunda piel” requiere de cierto proceso. Primero se necesita la ayuda de algún producto que permita que el látex se deslice por la epidermis. Puede ser desde simples polvos de talco hasta frotar la piel o el interior del traje con lubricante a base de silicona líquida. Para darle su característico brillo luminoso, una vez colocado el traje se adhiere abrillantador (por ejemplo, vivishine, un liquido formulado para el brillo, suavidad y conservación del látex). Uno de los objetivos del fetichista es cubrir todo su cuerpo con este material, desde la cara a los pies. Algunos valoran la sensación de protección al estar dentro de una funda que les aísla, en cierta manera, del exterior.

En cuanto a las sensaciones que provoca, Ángel las califica de “indescriptibles” y enumera “la confortabilidad, la suavidad que te produce al tocar algo o a alguien con él, la sensualidad tan tremenda al verte así vestido y, en mi caso, hasta el olor me hace sentir bien y a gusto conmigo mismo”. Latexman considera que vestir de látex es “como sentir un eterno masaje por todo el cuerpo” y añade que le gusta su sonido. ¿Y cómo suena? Mejor escuchadlo vosotros mismos en el siguiente vídeo.

“No existe nada más delicioso” – continua nuestro fetichista tuitero – “que estar vestido de látex y que alguien te toque, frotándolo o haciendo un masaje. Es como llegar a un orgasmo sin tener sexo. Es parte de lo sensual del material, un tremendo complemento y bombardeo a los sentidos.”

Ángel, por su parte, no se queda atrás en su descripción. “Cualquier juego es más placentero engomado. Todas las sensaciones se intensifican de una forma tremenda, imagínate simplemente besando todo el cuerpo de esa persona vestida entera de látex, para luego adorar las partes más erógenas. Ya eso se disfruta muchísimo y cuando juegas a sentir el poder de la otra persona te lleva al clímax y a un submundo. Yo la siento del lado sumiso y estoy feliz y orgulloso de serlo”. Efectivamente, la estética rubber nos lleva al mundo de la dominación/sumisión donde es un material muy preciado (por ello en tiendas BDSM encontraremos muchos productos). Pero, por supuesto, no podemos limitar el látex a esta práctica sexual ni caer en estereotipos. Sin ir más lejos, Latexman aclara: “yo me reconozco como fetichista pero eso no me convierte en sadomasoquista o practicante de BDSM. Existe látex para todos los gustos: un estilo más dark con máscaras y camisas de fuerza, ropa muy sexy para utilizar en la privacidad de la habitación y ropa de látex para salir a la calle”.

El asunto tiene un pero. Las prendas de látex no son baratas. Aunque Ángel, que es todo un experto – “tengo unas nueve máscaras, una camiseta roja, una camisa de manga corta,varios pantalones, dos catsuits (monos de cuerpo entero), guantes, varias medias, un vestido sissy maid, un saco de hermetización y espero tener pronto una vac bed, una cama de vacío de látex” -, me dice que buscando bien se pueden encontrar verdaderas gangas. Normalmente vía Internet, en algún sex shop BDSM y tiendas especializadas en ropa fetish. Mi experto en moda rubber añade que también hay alternativas más económicas como ebay e incluso traídas de China, aunque en esta última opción puede haber desajustes con las medidas y la calidad del material puede ser menor. En cualquier caso, dependerá de la economía de cada uno pero Ángel tiene claro que hay posibilidades y que el precio no debe ser un impedimento para poder disfrutar del látex.

Volvamos al armario fetichista de Ángel. ¿Os ha llamado la atención la vac bed? Es la abreviatura de Vacuum Bed o cama de vacío. Se trata de una envoltura de látex con una bomba de succión donde se introduce por completo la persona para luego extraer el aire todo lo posible. Por supuesto, se facilita que la persona pueda respirar mediante un tubo que se coloca en su boca o algún mecanismo similar que permita que le llegue el aire. Os podéis imaginar la inmovilización absoluta, el aislamiento y el contacto total con la piel. Las sensaciones para un fetichista del látex serán mucho más intensas. Además, la persona necesita de ayuda exterior, tanto para ser succionado en la vac bed como para salir de ella con lo que ha de hacerse siempre con mucho control. Es un ejercicio no apto – ni mucho menos – para todos los públicos. Abstenerse quiénes sufran, aunque solo sea ligeramente, de claustrofobia.

vacbed

Latexman en una Vacuum Bed (foto de @latexmen)

En las prácticas sexuales es fundamental descubrir y disfrutar de las sensaciones, cada uno ha de encontrar las que le resulten más placenteras. Latexman lo tiene claro, “para mí, todo es mejor en látex”. Ángel transmite auténtica pasión al hablar del tema. Y a mi me han entrado ganas de enfundarme un catsuit.

5 comentarios en “La sensualidad del látex

  1. Muy buen articulo!

    Yo acostumbro comprar y pasarmela en grande con mi pareja. Lamentablemente me estafdaron varias veces en eBay, ahora les estoy comprando a estos tipos que aun no me han defraudado:

    http:dateliving.com

    Si alguien conoce otra por favor aviseme!

    Gracias!

    Me gusta

  2. Buenos días Arola!!

    Me ha encantado el artículo, muy descriptivo pero me ha surgido una duda. Se puede realizar cualquier práctica con el látex? Es que se me viene a la cabeza por ejemplo, si es posible quede te puedan azotar. Se podría romper el látex con esa práctica?

    Muchas gracias Arola. Un abrazo!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s